Desalojan la Catedral malagueña los trabajadores de Intelhorce  :   
 Momentos antes el obispo de la diócesis, monseñor Buxarrais, les dirigió unas palabras. 
 ABC.    05/09/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. MIERCOLES 5

DESALOJAN LA CATEDRAL MALAGUEÑA LOS TRABAJADORES DE INTELHORCE

Momentos antes ei obispo de la diócesis, monseñor Buxarrais, les dirigió unas palabras

Málaga 4. A primera hora de esta madrugada, y en perfecto orden, han desalojado la catedral malagueña

los trabajadores de la Industria textil Intelhorce, que habían permanecido recluidos en el templo desde las

primeras horas de la noche del pasado jueves.

El abandono del templo se efectuó en cuestión de unos veinte minutos, haciéndolo los trabajadores en

pequeños grupos y sin eme se registrara ningún Incidente. Seguidamente, cada uno se trasladó a su

respectivo domicilio.

El obispo de la diócesis, monseñor Buxarrais. había estado antes en la catedral conversando con los

trabajadores. En la conversación, el prelado les manifestó que había vuelto a verles por propia iniciativa,

para continuar de esta forma el contacto establecido con ellos él pasado sábado.

Les dijo él obispo que se encontraba muy preocupado por el grave problema económico aue produciría en

sus respectivos hogares él hecho de llevar varios días de paro, y que sabia que a algunos de ellos les había

extrañado su invitación a salir del templo cuando les dirigió la palabra él sábado por la noche. Aseguró él

prelado que lo había hecho pensando en ellos mismos, puesto que opinaba que una prolongación de la

reclusión podría ser contraproducente para sus intereses, en ét sentido de que podía endurecer más sus

relaciones con Intelhoroe.

Monseñor Buxarrais continuó diciéndoles que su misión y su poder de obispo no podían resolver estos

problemas laborales, pese a lo cual no había regateado esfuerzo en sus gestiones, encaminadas siempre a

la solución del conflicto. También les dijo que la presencia en el templo de varios sacerdotes se debía a

que algunos párrocos de la. ciudad habían querido compartir con ellos estos momentos de tribulación.

En la Delegación Provincial de Sindicatos se celebró con anterioridad al desalojo una reunión del Jurado

de empresa de Intelhoree entre cuyos asistentes figuraban, por vez primera, varios de los enlaces

sindicales recluidos en la basílica.

En el transcurso de esta reunión se trabó de las distintas posiciones social y empresarial, así como de las

decisiones que Intelhorce había adoptado ante el problema. Se dio a conocer que la empresa habla

comprobado que de los dos mli quinientos trabajadores de la misma, un millar de ellos habían sido

presionados por los restantes para aue abandonaran su labor.

 

< Volver