Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 El cese de don Joaquín Viola parece inmediato. 
 El señor Socías podría ser el nuevo alcalde de Barcelona     
 
 Informaciones.    11/11/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL CESE DE DON JOAQUÍN VIOLA PARECE INMEDIATO

El señor Socías podría ser el nuevo alcalde de Barcelona

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 11.

DON Joaquín Viola Sauret podría ser cesado de sus actuales funciones de alcalde en el próximo Consejo de ministros o, a lo sumo, en un plazo no muy largo, según el rumor insistente que circulaba ayer tarde por Barcelona. El sustituto del señor Viola podría ser el señor Socías Humbert, ex secretario general de la Organización Sindical. Este mismo rumor ya saltó a las páginas de los periódicos a principios de julio, coincidiendo con el cambio de Gobierno. Entonces, el señor So-cías, como se recordará, presentó la dimisión de su puesto en la C.N.S. e inmediatamente empezaron las especulaciones en torno a su nombramiento como alcalde. El propio señor Socías declaró entonces a este cronista que no existía proyecto alguno respecto a su designación y que la noticia carecía de fundameto. Pero los meses han transcurrido y el «problema Viola» sigue sin resolverse.

Pues bien, en este contexto debe explicarse este nuevo rumor que no ha podido contrastarse con don José María Socías Humbert. Sin embargo, medios autorizados han precisado a INFORMACIONES que no debía ahora descartarse tal posibilidad. El señor Socías cuenta con una imagen mucho mas favorable que la exhibida por el señor Viola. Delegado provincial de Sindicatos, su gestión, sobre todo en los últimos tiempos, estuvo rodeada de un marcado carácter aperturista, lo que se comprobó en las elecciones sindicales de hace año p medio. Debido a su talante liberal precisamente, fue separado del cargo. La decisión —duramente criticada aquí— fue adoptada por el entonces ministro de Relaciones Sindicales, señor Fernández-Sordo. Meses más tarde, los nuevos rumbos de la política española harían retornar al señor Socías a Sindicatos, esta vez por la puerta grande y con el encargo —de parte de su íntimo amigo el ministro señor Martín Villa— de acelerar la reforma sindical. Hace pocos días fue recibido por el Rey.

Don Joaquín Viola fue sembrado alcalde a mediados de septiembre de 1975. Es procurador familiar por Lérida, y en función de este cargo es consejero del Reino. Políticamente no está unido a grupo alguno, aunque mantuvo reía clones con A.N.E.P.A.

 

< Volver