Ayer, quinto almuerzo político de ABC. 
 Sistema electoral y nacionalidades, temas sobre la mesa     
 
 ABC.    12/11/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

AYER, QUINTO ALMUERZO POLÍTICO DE ABC SISTEMA ELECTORAL Y NACIONALIDADES, TEMAS SOBRE LA MESA

Madrid. (De nuestra Redacción.) Ayer se celebró un nuevo almuerzo, quinto ya de la serie «Cien españoles para la democracia», en el que ABC semanalmente concita comensales de distintas procedencías y familias políticas. Los de ayer eran don Gonzalo Fernández de la Mora (U. N. E., integrada en Alianza Popular), don Jordi Pujol (Convergencia Democrática de Cataluña) y don Pío Cabanlllas (Partido Popular, recién creado).

Por parte de A B C asistieron don Torcuato Luca de Tena, presidente de la Junta de Fundadores; don José Luis Cebrián, director de ABC; el subdirector don Santiago Arbós, y los redactores J. M. Santiago Gástelo, A. A. González, Pilar Urbano. Pedro J. Ramírez, A. Carchenllla y Rafael Muñoz Lorente.

Pronto brotó un diálogo Interesante, preciso en sus argumentos, riguroso en sus planteamientos, inteligente en su dinamica, brillante en su exposición, que tuvo como protagonistas a los señores comensales invitados.

Las posturas, marcadamente distintas pero interesadas en común por unos mismos puntos cónflictivos de la política actual, originaron un auténtico «carrefour" de opiniones plurales. Los temas abordado» fueron, entre otros, el próximo Pleno do las Cortes y su procedimiento de urgencía, que algunos estimaron no pertinente. dada la envergadura histórica del proyecto, «que no es un proyecto de ley más sino un cambio de Régimen, como se dijo en algún momento del almuerzo.

Ya dentro del proyecto de reforma, y sentada la irreverslbilldad de su pues» a punto, los políticos invitados dialogaron en profundidad acerca de los riesgos y la« ventajas democráticas del sistema mayorltario y del proporcional. Hubo un Interesante «acercamiento» hacia zonas mixtas de moderación, «un mayoritario dulcificado o un proporcional atemperado, quo evite radlcalizaclones, atomización de grupos o marginaclones».

Del sistema mayoritario se teme —asi se expuso— que resulten elegidos los hombres fuertes de las candidaturas, los respaldados por el poder financiero o por un anterior «curriculum» brillante. Y también que, por razones de 1» utilización devotos residuales, los electores de un distrito no tengan emparentamiento alguno con el representante que su partido ]es asigna. Otro tema que consumió buen tiempo de diálogo fue el de los nacionalismos centrado en la zona catalana. El señor Pujol esbozó un cuadro, muy completo, do las posiciones Ideológlco-polítlcás de Cataluña, como espectro de ofertas electorales posibles. Los presentes acusaron, j asi se dtio, un creciente fenómeno de asimetría entre las posturas catalanas y sus homologas nacionales: no hay correspom. dencia entre derechas de Madrid y de Barcelona, por ejemplo, ni entre lo» socialismos de una y otra zona.

Lo que parece cierto, por lo expuesto en la comida de ayer, es que los partidos catalanes actuarán en las Cortes inmedaitas futuras como un bloque conjunto respecto a una reivindicación concretas no más sucursallsmos, y reconocimiento democrático de su nacionalidad.

En un plazo Inmediato, el sistema electoral, y en uno más dilatado, pero Inexorablemente venidero, el de las autonomías las nacionalidades y el principio de unidad nacional mantienen desde ya las espadas de los políticos en alto.

Al término del almuerzo, celebrado en el restaurante Black Bess, un comensal definió la reunión como una «batalla verbal inteligente». Y acertó.

 

< Volver