Pleno de las Cortes. 
 Se inició el debate sobre la reforma política     
 
 Arriba.    17/11/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SE INICIO EL DEBATE SOBRE LA REFORMA POLÍTICA

PRIMO DE RIVERA:

Sentiría mucho que la clase política no estuviera a la altura que nuestro pueblo reclama

FERNANDO SUAREZ:

Si alguien vota en contra de la ley, vota en contra de que el pueblo hable

Fue presentado ante el Pleno el informe de la Ponencia

Los señores Escudero Rueda, Pinar López y Fernández de la Vega, defendieron sus enmiendas a la totalidad

«Sentiría mucho que la clase política no estuviera a la altura que nuestro pueblo reclama», dijo ayer don Miguel Primo de Rivera, ante el Pleno de las Cortes Españolas, al hablar en nombre de la Ponencia que ha elaborado el informe en relación con el proyecto de ley para la Reforma Política.

Poco después de las cinco de la tarde de ayer dieron comienzo en la Alta Cámara Legislativa los debates en torno al citado proyecto de ley, bajo la presidencia del titular de las Cortes, don Torcuato Fernández Miranda, y con asistencia de todos los miembros del Gobierno, de la mayoría de los Procuradores, que llenaban el hemiciclo, y un numeroso público que, bajo rigurosa invitación, presenció los debates

La sesión de ayer, que ha despertado una enorme expectación en la vida nacional, comenzó con unas palabras del señor Fernández-Miranda a quien siguió en el uso de la palabra don Miguel Primo de Rivera, que al referirse a las distintas alternativas que se presentan en el futuro político de nuestro país afirmó que «el pueblo español sabe que la mejor opción es la evolución».

Hicieron uso de la palabra los tres enmendantes a la totalidad, señores Pinar López, Escudero Rueda y Fernández de la Vega, que fueron contestados, en nombre de la Ponencia, por don Fernando Suárez quien, entre otras cosas, dijo que «si alguien vota en contra -de la ley, vota en contra de que el pueblo hable».

A últimas horas de la tarde se levantó la sesión, que continuará a partir de las diez de la mañana de hoy.

(Páginas 10, 11, 12 y 13.)

 

< Volver