Autor: Apostua, Luis. 
   La gran rectificación     
 
 Ya.    30/11/1976.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA GRAN RECTIFICACIÓN

EL Gobierno ha rectificado su grave error Inicial. A partir de hoy martes, en el Telediario segundo, representantes de los partidos políticos, y "también las personalidades políticas más destacadas", tendrán diez minutos de pantalla para explicar su posición ante el referéndum del próximo día 15. Suponemos que por personalidades políticas hemos de entender portavoces de los partidos no legalizados ni en curso de legalización; pero se excluye, que sepamos hasta ahora, a personalidades del partido comunista y a los de grupos más a la "izquierda. Desaparece, con ello, la tesis del ministro de Gobernación, señor Martín Villa, quien pretendía reducir la participación pública a los grupos y personas que previamente estaban homologadas como adictas o adheridas al sistema. Si iniciamos una vía democrática, era incongruente iniciarla con métodos dictatoriales.

Si ponemos en relación con lo anterior la entrevista con el presidente Suárez de los partidos democratacristianos de la oposición, encabezados por los señores Ruiz-Giménez y Gil-Robles, veremos con claridad que la situación evoluciona con una creciente rapidez. Los hechos, a partir de aquí, crean su propia dinámica. Para completar esa dinámica, todos los partidos de la oposición van a seleccionar un pequeño comité—no más de siete personas—para iniciar el primer turno de la "gran negociación".

Previamente, esta oposición hizo el sábado en la noche un comunicado que merece cierto estudio. En primer lugar, ha desaparecido definitivamente la exigencia previa del establecimiento de un Gobierno provisional; ha desaparecido también la expresión "amnistía total", sumamente equívoca y confllctiva.

Pero los partidos de la oposición presentan siete reivindicaciones o exigencias que suponen, en realidad, el adelantamiento o anticipo del régimen democrático al que deseamos llegar. Sería ingenuo desconocer que la derecha española, aún no despertada del sueño, piensa que se hunde el país bajo sus pies. Está en marcha una serla operación sobre el presidente Suárez, similar a la qué hubo en el último pleno de las Cortes, para bloquear futuros movimientos del presidente. Principalmente la derecha económica está muy preocupada, aunque comprueba que las sucesivas etapas se cubren sin disturbios ni revoluciones.

Luis APOSTUA

 

< Volver