Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   La negociación en entredicho     
 
 Informaciones.    02/12/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA NEGOCIACIÓN EN ENTREDICHO

Por Abel HERNÁNDEZ

LA «cumbre» de la oposición fue anoche un guirigay. Los afanes de protagonismo personal y de partido prevalecieron en el sector de la izquierda sobre el interés nacional. Esta es la impresión recogida entre participantes en la tormentosa reunión.

El aspecto positivo de la misma fue el indudable esfuerzo demostrado por la llamada oposición moderada (socialdemócratas, demócrata-cristianos, liberales e incluso los grupos socialistas P.S.P. y F.P.S.) por conducir a los delegados de los 42 partidos presentes a un planteamiento realista y viable. Pero, en opinión de uno de estos delegados, "la asamblea era inarbitrable».

Hubo tres puntos calientes: la representación de las regiones o nacionalidades (Andalucía, Valencia, etc., no se resignan a estar ausentes de la mesa de conversaciones I, la representación comunista (el Gobierno no parece propicio a que en la comisión negociadora figure un dirigente del P.C.E.) y la manifiesta hostilidad del P.S.O.E., por boca de don Enrique Múgica, que estuvo especialmente duro hacia sus correligionarios socialistas del P.S.P. y de la F.P.S.

El problema del Partido Comunista es, indudablemente, el capital. En realidad, de acuerdo con impresiones recogidas entre diferentes dirigentes políticos presentes en la «cumbre)), el problema se extiende a todo el bloque marxista (incluido el maoismo y el «psoeísmo»), de tal manera que empieza a prevalecer la impresión de que habrá que poner mesa aparte para la oposición moderada y para la oposición marxista, si se quiere evitar el callejón sin salida. Ahora, tal como están las cosas, la eventual negociación Gobierno-oposición está en entredicho. Y, caso de que en el futuro se superaran las dificultades, tampoco está claro que sea el presidente del Gobierno personalmente el que negocie, sino que, probablemente, al menos en las primeras conversaciones, delegaría esta misión en alguno o algunos de sus ministros.

 

< Volver