Autor: Iglesias, María Antonia. 
   Diez personas formarán la comisión negociadora de la oposición con el Gobierno     
 
 Informaciones.    02/12/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Diez personas formarán la comisión negociadora de la oposición con el Gobierno

MADRID, 2 (INFORMACIONES, por María Antonia Iglesias).

LA configuración de la comisión negociadora de la oposición, que se entrevistará, en principio con el presidente del Gobierno en nombre de todas las fuerzas democráticas, supuso ayer una ardua tarea para los representantes de los partidos y fuerzas políticas que permanecieron reunidos en la sede del P.S.P. durante casi ocho horas. Finalmente se definió la formación de dicha comisión por diez personas gue representarán a las distintas «familias" de la oposición, y cuyos nombres habrán de ser designados antes del domingo día 5. Entre otras cosas, cabe destacar que la oposición aceptó la representación directa del Partido Comunista, asi como la de Cataluña, País Vasco y Galicia como expresión de las nacionalidades.

Al término de la reunión —a la que no se permitió la entrada de los representantes de los medios informativos, que hubieron de permanecer ,n la puerta de la sede del P.S.P. hasta las doce de la noche y a los que igualmente les fue denegada la celebración de una rueda de Prensa—, se hizo público un comunicado en torno a la misma. En él se afirma el consenso mayoritarío de la oposición en la composición de la comisión «que realice las necesarias negociaciones con el Gobierno acerca de las condiciones en que deben celebrarse el referéndum y las elecciones generales para que tengan legitimidad democrática definidas en su reunión del día 27». La comisión estará integrada por: un representante de los grupos liberales, un representante de la Federación Socialdemócrata, un representante de la Democracia Cristiana, dos representantes de los grupos socialistas, un representante del Partido Comunista, un representante de Cataluña, un representante del País Vasco, un representante de Galicia y un representante de las organizaciones sindicales.

Se puntualiza en el comunicado que «las gestiones realizadas por la comisión negociadora se comunicarán a todo los hoy (ayer) reunidos, cuantas veces se autoconvoquen para su examen», y que «los nombres de las personas que constituirán la Comisión serán comunicados por los respectivos sectores antes del próximo domingo, 5 de diciembre». Asimismo, se facilita en e] comunicado la relación de los catorce grupos políticos que se han reservado su voto a los acuerdos temados, entre los que fi. gura el partido de don José María Gil Robles (F.P-D.) y el Partido Nacionalista Vasco. Igualmente han adoptado el acuerdo de reserva de voto: Acción Republicana Democrática Española, Partido del Trabajo de España, Organización Revolucionarla de Trabajadores, Partido Carlista, Jos grupos liberales, la Lliga Catalana, Partido Popular Canario, Unió Democrática del País Valencia, Taula de Porces Puliques i Sindicáis del País Valencia, Movimiento Comunista, y Partido Comunista de Unificación. El comunicado precisa, asimismo que «las fuerzas sindicales presentes (C.O.S.) participan del consenso mayoritario y se reservan, hasta el próximo día 4, la decisión de estar o no presentes en la comisión negociadora.» Los demás grupos y partidos (42) han aprobado ya los acuerdos.

FACULTADES DE LA COMISIÓN Y POLÉMICA SOCIALISTA

Especialmente significativa ha sido en la «cumbre» de ayer la actitud de los partidos de la Democracia Cristiana, que en días pasados mantuvieron un encuentro con el presidente del Gobierno, y que ni al comienzo ni en ningún momento de la reunión informaron a los otros partidos de la oposición democrática del contenido de ia entrevista. Los grupos de la oposición habían reiterado su criterio en días pasados de no reconocer representación alguna a los partidos del Equipo Demócrata Cristiano en su encuentro con don Adolfo Suárez; pero de cualquier modo, en los círculos políticos se esperaba que antes del comienzo de la reunión los demás partidos de la oposición tuvieran información del contenido de la conversación con el presidente del Gobierno. Concretamente, el presidente de Izquierda Democrática, don Joaquín Ruiz-Giménez (que no acudió a la «cumbre» de ayer porque se encuentra en Méjico), había manifestado a los periodistas que en la mencionada reunión se informaría a los partidos de la

sición de algunas de las cues tiones tratadas por el Equipo en su entrevista con el presidente del Gobierno.

Para muchos representantes de los partidos reunidos ayer, la falta de información se ha considerado benefiosa, pues otorgaba a la oposición mayor autonomía de decisión a la hora de elaborar sus acuerdos.

En el mismo sentido, la decisión adoptada por don José María Gil-Robles (F.P-D.), que abandonó la reunión hacia media tarde sin adherirse a los acuerdos que se tomaran, adquiere particular importancia por su relación con un tema que sería uno de los más polémicamente debatidos por la oposición: las facultades de la comisión negociadora y la valoración de la asamblea formada por los reunidos ayer. El planteamiento formulado por algunos grupos —P.T.E.. O.R.T., M.C. y algunos representantes de grupos ubicados en las nacionalidades— motivó la enérgica protesta del señor Gil-Robles, que llegó a afirmar que la P.P.D. abandonaría el marco de las negociaciones de la oposición si no se reconocían en la comisión negociadora plenas facultades para actuar y decidir en nombre de los grupos y partidos representados, si bien las gestiones que se llevaran a cabo serían comunicadas a la asamblea siempre que fuera necesario. Por esta razón, la P.P.D. no suscribiría el acuerdo, condicionándolo a la aceptación de las plenas facultades negociadores de la comisión, que serían aprobadas con posterioridad a la salida de la reunión de don José María Gil-Robles. lo que garantiza virtualmente su aceptación final.

La elección de los representantes del área socialista seria, motivo de una tensa situación en la que ee reprodujo la interferencia de la polémica existente entre el P.S.O.E., la FPS. y el P.S.P., que alcanzaría su punto culminante con la proposición, formulada por un representante del P.S.P.., de que la familia socialista tuviera un único representante; Iniciativa que provocó la Intervencion del P.S.O.E. para argumentar su aceptación de esta representación... Finalmente ee optarla por establecer dos representantes para los socialistas, que, con toda probabilidad, dividirán su representación entre un miembro del P.S.O.E. y otro que aglutine la representación de la F.P.S. y del P.S.P., probablemente el señor Tierno Galván. Similar cuestión se plantearía, aunque con menos solidez, por parte de los partidos liberales que pretendían la inclusión en la comisión negociadora de tres miembros d-e dichos partidos, argumentando la existencia de cinco partidos Jiberaies en la oposición. Por esta causa dichos grupos reservarían igualmente su voto hasta el próximo día 4, sd bien se da por seguro que su resolución será positiva. Por lo que respecta a los grupos de las nacionalidades que se han reservado igualmente su voto, se afirmó que la mayoría de ellos lo hacían por no tener mandato expreso para aprobar los acuerdos adoptados en lo que respecta a la fórmula de representación en la comisión negociadora de las nacionalidades y regiones, si bien se han mostrado gustancialmente de acuerdo con la inclusión de los tres representantes respectivos de Cataluña, País Vasco y Galicia, que representarán a su vez a otras entidades nacionales y regionales.

EL P.C.E. Y LOS GRUPOS COMUNISTAS

Otra de las cuestiones especialmente debatidas seria la suscitada por la ya prevista unánime aceptación de un representante del Partido Comunista de España, que, de algún modo, aglutinase también la representación de los demás grupos comunistas situados a su izquierda: P.T.E., O.R.T.. y M.C. Los dirigentes de estos grupos rechazaron inicialmente el planteamiento, manifestando que no se sentían representados por e1 P.C.E. y que no podían aceptar que el Partido Comunista delimitara la izquierda en la oposición. Igualmente, los representantes de estos partidos centrarían su expresión de desacuerdo en las facultades otorgadas a la comisión negociadora desde el planteamiento ya reseñado. P.T.E., O.R..T. y M.C. han reservado eu voto y en este caso se otorga a esta decisión un carácter definitivo.

En relación con la presencia de un dirigente del P.C.E. en la comisión negociadora, y su aceptación por parte de la Presidencia del Gobierno, algunos grupos de la oposición más representativos establecían alguna relación entre el hecho de que el Equipo Demócrata Cristiano no hubiera hecho ninguna puntualización previa sobre los planteamientos del presidente Suárez, con la posibilidad de que, finalmente, no se produjera veto adguno al respecto, siempre que se procurara, en el seno del P.C.E., escoger a la persona considerada mas "idonea», que los mencionados grupos, de significación moderada, identifican con don Manuel Aacárate. En cualquier caso, la configuracion definitiva de la comisión negociadora puede verse con. trastada en alguna medida «xn una eventual «respuesta, informad por parte de Presidencia.

Finalmente, es preciso señalar que, según se especifica claramente en el comunicado, la oposición democrática aspira a entrevistarse con el presidente del Gobierno antes deü referéndum, ya que la discusión de las condiciones en que éste debiera celebrarse «para que tenga legitimidad democrática» figura, junto «MI las elecciones, en los objetivos definidos en la formación de la comisión negociadora.

 

< Volver