España, en Helsinki     
 
 Informaciones.    07/07/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

ESPAÑA, EN HELSINKI

CASI durante una semana, los meridianos de nuestra política exterior han pasado por Helsinki, donde se está celebrando la Conferencia Europea de Segundad, una ocasión de primera fila para abordar uno por uno —pero dentro también de un marco que los interrelaciona de alguna manera— dos de los problemas más importantes de nuestra diplomacia: C. E. E. y Gibraltar. También, y este es ya un asunto estrictamente bilateral, las relaciones con la Santa Sede.

No hay que dejar de reparar en la aparente coincidencia de que naya sido el tema Vaticano el primero con el que han tenido que enfrentarse el anterior y el actual jefe de la diplomacia española. Recuérdese que el señor López Bravo entró prácticamente en escena con un viaje a Roma en enero de 1970; el señor López Rodó no ha tenido que viajar a Roma, sino a Helsinki. para tomar contacto con monseñor Casaroli, secretario del Consejo de Asuntos Públicos de la Iglesia, que en la fina y llena de eufemismos terminología vaticana equivale a ministro de Asuntos Exteriores. Las entrevistas se han celebrado los días 5 y 6.

No se ha filtrado nada, en parte por la distancia geográfica, de los términos de las conversaciones, pero que éstas hayan tenido dos vueltas nos debe indicar que entre una y otra ha habido tiempo para plantar, pensar individualmente y responder; se especula con los temas de la renuncia mutua a privilegias (que podrían ser la presentación de obispos y el fuero eclesiástico), como fórmula de urgencia, previa a una modificación o sustitución del Concordato de 1953.

 

< Volver