Por el procurador Gabriel Zubiaga. 
 Interpelación sobre los sucesos de Montejurra     
 
   11/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

INTERPELACIÓN SOBRE LOS SUCESOS DE MONTEJURRA

MADRID. (Cifra.)—El Procurador en Cortes de representación familiar por Guipúzcoa y dirigente del Partido Carlista de Euzkadi, Gabriel Zubiaga Imaz, celebró ayer tarde una rueda de Prensa en ¡a que informó sobre la solicitud de interpelación oral al Gobierno, presentada o través de! Presidente de las Cortes con fecha 26 de mayo de 1976, sobre los sucesos ocurridos en Montejurra el año pasado, en los que dos personas resultaron muertas a tiros.

En el acto, celebrado en la sede del Partido Carlista en Madrid, el señor Zubiaga estuvo acompañado por Carlos Carnicero, miembro de la Comisión Permanente del Partido, y por Miguel Alvarez Bona!, representante de los carlistas .en Coordinación Democrática.

El Procurador señor Zubiaga entregó a la Prensa un «dos-sier» en el que, ¡unto a la solicitud de interpelación oral, se contienen cuatro documentos más, dos de los cuales consisten en sendos cartas al Presidente de las Cortes y otro es el texto-guión de !a interpelación que el Procurador hubiese pronunciado ante el Pleno de las Cortes, en caso de haber sido posible. El cuarto documento es una carta de la Presidencia de la Cámara, dando cuenta de que fa solicitud de interpelación ora) había sido remitida a la Presidencia del Gobierno.

En el texto-guión de lo que podría haber sido su interpelación en el Pleno de las Cortes, que podría resumir el «dossier» y que, por otra parte, ya no se pronunciará, por cuanto el señor Zubiaga renuncia a su derecho el hacerla pública, el Procurador afirma, primeramente, que «tos sucesos acaecidos en Montejurra el 9 de mayo pasado ponen en entredicho o suponen la negación rotunda de lo que significa un estado de derecho».

Subraya luego la «Inexplicable dejación de sus funciones por parte de la autoridad gubernativa» y lamenta que el Gobierno no haya dado una información global de lo ocurrido. Dice también que lo ocurrido en Montejurra no fue una lucha entre carlistas, sino un claro intento de frenar el proceso democrático por parte de un sector ultraderechista.

El texto-guión señala que los agresores disponían de cien pistolas, cuatro metralletas y una ametralladora con trípode y que ni una sola arma cayó en manos de la autoridad.

En el curso de la rueda de Prensa, los dirigentes del Partido Carlista afirmaron que el equipo jurídico del partido está estudiando una serie de acciones a llevar a cabo, ahora que el sumario por los sucesos de Montejurra acaba de ser cerrado y que dos encausados han sido puestos en libertad provisional. «A pesar de los once tomos de que consta —dijeron— la conclusión del sumario ha causado extrañeza. porque hay muchos extremos que no están recogidos.» Añadieron que el Partido Carlista tiene pruebas de todo lo que se afirma en el «dossler» y que muchos puntos sólo pueden ser confirmados con la ayuda oficial.

Los dirigentes carlistas dijeron también que el próximo 9 de mayo, como todos los años desde el 1940, se celebrará nuevamente Montejurra y que para entonces el partido pedirá garantías e la autoridad de que se mantendrá la seguridad de los asistentes.

 

< Volver