Izquierda Democrática acepta el proceso electoral     
 
 Informaciones.    14/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Izquierda Democrática acepta el proceso electoral

MADRID, 14 (INFORMACIONES).—En el contexto de ta próxima reunión que como ya anunciábamos ayer celebrará el sábado y domingo próxi mos, Izquierda Democrática está decidida, como partido político, «a aceptar el desafio del Gobierno y a entrar de lleno en la temática que implica la puesta en marcha´de un pro seso electoral». Asi lo ha ma nifestado a INFORMACIONES don Carlos Bru, miembro del Comité Ejecutivo de I. D quien, al mismo tiempo, h manifestado que en la reunión de su Consejo Político que tendrá la misma importancia que el Consejó celebrado en El Escorial, Izquierda Democrática perfilará definitivamente su actitud con arreglo a lo expuesto en el documento que el partido hizo público a raíz de la difusión del programa del Gobierno, «y no en función de los criterios de organismos a los que pueda pertenecer Izquierda Democrática». «Entramos ha añadido- en una fase en la que la negociación con el Gobierno ha de perfilarse con claridad sobre la base de la aceptación de un proceso electoral y no de ninguna otra vía que plantee resoluciones dramáticas . Creemos realmente que la política de movilización de masas no es la adecuada y, por tanto, no estamos dispuestos a apoyarla en las delicadas circunstancias por las que atraviesa el país. Asi, pues. Izquierda Democrática recupera plenamente la temática electoral que exige desde luego, un clima de garantías democráticas plenas.»

El señor Bru ha puntualiza do que en el orden del día establecido, el Consejo Político de Izquierda Democrática estudiará el tema de su legalización, las alianzas electorales y la Integración federativa de los grupos demócratas cristianos

Por 10 que respecta a la p´os-tura de Izquierda Democrática sobre el tema regional, que es uno de los puntos del «Documento de Valencia» que mañana estudiará Coordinación Democrática, el señor Bru lia

.eiterado la «posición federalista de I. D., que, sin embargo, no impone exigencias de antemano ni hechos consuma los del proceso federativo».

 

< Volver