Autor: Saiz, José Ramón. 
 Con la creación de Alianza Popular varía el equilibrio de fuerzas. 
 Gobierno y oposición moderada, más cerca     
 
 Pueblo.    19/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Con la creación de Alianza Popular varía el equilibrio de fuerzas

GOBIERNO Y OPOSICIÓN MODERADA, MAS CERCA

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón. SAIZ.)—Parece que los acontecimientos políticos en este otoño de la reforma se están sucediendo a una velocidad de vértigo. En efecto, tras el salto al ruedo político de Alianza Popular (nueva corriente electoral, posible fuerza para hacer saltar al Gobierno de Suárez, pues incluso se habla de nuevo Gabinete con Fraga de presidente; De la Mora, ministro de Exteriores, etcétera), el equilibrio de fuerzas ha variado o, al menos, está variando, ya que la presencia de la Alianza de los ex ministros está acercando al Gobierno hacia la oposición moderada.

A este respecto, en los circuios políticos se insiste en que la proximidad de las elecciones y el posible éxito final de la última operación reformista antes del referéndum propiciaría la gestación de nuevas alternativas. Por otra parte, la oposición, a medida que el proceso electoral se acerca, va rebajando sus exigencias. Esto es lo que en los círculos políticos de la capital se comentaba en las últimas horas.

+ Parece confirmarse que la ley electoral no pasará por las Cortes

+ El anteproyecto de ley de unidad jurisdiccional, muy adelantado

Esta nueva situación, producto de esa posible variante de fuerzas, ha venido propiciada, por una parte, por la política realista del presidente Suárez en cuanto a la reforma política y, por otra, por la grave situación económica, que. de empeorar, crearía las condiciones favorables para los intentos desestabilizadores de los grupos ultras de cualquier signo. Este panorama tan elocuente parece que ha obligado a todos los grupos (antes rupturistas) partidarios de una democracia occidental a planteares seriamente la posibilidad de un acuerdo con el Gabinete Suárez, renunciando, de esta forma, a posturas excesivamente radicalizadas.

Las actuales divisiones en Coordinación Democrát i c a son datos elocuentes, que avalan esta nueva situación, debido a la fuerte división entre la tendencia moderada, agrupada en torno al P. S. O. E. e Izquierda Democrática, y la radical, que parecía representada por el abogado madrileño García-Trevijano.

La discrepancia de opiniones sobre el «documento de Valencia»,´que no llegaron a firmar las llamadas moderadas, demuestra/el deseo de no crear obstáculos insuperables de cara a unas posibles negociaciones.

Ya hemos dicho antes que la creación de la Alianza Popular, que, al parecer, nació a pesar del Gobierno, pero con la intención de «formar un Gobierno tras las elecciones», en palabras de López Rodó, ha provocado la consecuencia más dará del actual momento, cual es la negociación con el actual Gobierno de ciertas fuerzas de la oposición moderada en busca de un pacto, al que, muy posiblemente, estaría dispuesto el Gabinete de Suárez.

* LA LEY ELECTORAL NO PASARA POR LAS CORTES

Al hilo de nuestras noticias sobre Coordinación Democrática, habría que añadir su posible disgregación tras la fijación por decreto-ley de unas normas electorales —no una ley que será tema de las nuevas Cortes—, que el Gobierno podría dar a conocer una vez pasado el referéndum.

No obstante, las presiones que el Gobierno deberá afrontar van a ser muchas, no sólo de la oposición que desea pactar la. ley con el Poder, sino que las presiones más importantes van a venir de los procuradores de Alianza Popular, que desearían una . ley electoral que les beneficiara. A este respecto, el ex ministro Licinio de la Fuente, que participa en la alianza conservadora, ha manifestado: «Estoy seguro que en Cortes se hará una ley electoral lo más justa posible, que dé igualdad de oportunidades a todos.»

Sin embargo, la opinión más generalizada en los ambientes políticos es que será el Gobierno y no las Cortes quien se encargue de hacer realidad las normas electorales cara a las prime ras elecciones generales. El protagonismo de hacer posible estas normas no lo quiere perder el Gobierno,- ya que significa una baza importante a la hora de cualquier pacto o negociación.

• LA UNIDAD JURISDICCIONAL, PRONTO

El anuncio del ministro Landelino Lavilla sobre la unidad jurisdiccional hecho en presencia del Rey hace unas semanas, parece que será una realidad próximamente. Ayer, en el transcurso de un acto celebrado en el Ministerio de Justicia, se comentaba que la Comisión General de Codificación viene trabajando desde hace algún tiempo en el estudio de lo que será en su día un anteproyecto de ley de unidad jurisdiccional, estudio que se encuentra muy adelantado y ampliamente solicitado, tanto por juristas como por personalidades políticas.

Al parecer, en el seno de esta comisión se ha creado un equipo de trabajo que viene examinando diversas alternativas. La promulgación de la unidad jurisdiccional provocaría la desaparición de las jurisdicciones especiales que actual mente existen, no quedando más que la militar y la canónica, con actuación únicamente en las esferas castrense y religiosa, respectivamente.

 

< Volver