Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Negociación     
 
 Informaciones.    29/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NEGOCIACIÓN

Por Abel HERNÁNDEZ

De semana en semana se nota en España un cambio de horizonte. El de ahora mismo está marcado por a signo de la negociación. Coordinación Democrática está quedándose reducida a caja de resonancia y cobijo de grupusculos radicales. Su función in tes r adora de la oposición democrática está siendo desbordada por tas actuaciones marginales de los partidos poderosos integrados en ella y por otros que están fuera.

El intento de Areilza - Gil-Robles de servir de puente entre la oposición democrática y el Gobierno para una negociación positiva, también ha quedado superado en pocos días. La Democracia Cristiana ha tomado la iniciativa y ha hecho una oferta formal a socialistas, so-cialdemócratas, liberales y, en el último momento, a los comunistas para que esta negociación fructifique. La oferta ha sido, en general, bien acogida.

La estrategia es la siguiente: conversar inmediatamente con e) presidente Suárez (quien de día en día va ganando credibilidad, hasta el punto de que ya casi nadie duda de su honestidad en busca de la democracia), a quien se le va a pedir que no haga ninguna concesión en las Cortes que pueda desnaturalizar su proyecto de Reforma Política. El primer ministro, según fuentes fidedignas, está ya decidido a esto. Si las Cortes no aprueban la reforma propuesta por el Gobierno sin variaciones sustanciales, serán suspendidas; es decir. se acabara la prórroga.

Aprobada la reforma, la oposición democrática negociará con e! Gobierno formalmente, tanto el marco socio-político necesario para unas elecciones libres como las normas electorales. Conseguido el acuerdo, como se espera, a pesar de las indudables dificultades (la principal de las cuales puede ser la eventual marginacíór» legal del Partido Comunista), socialistas, socialdemócratas, liberales y demócrata-cristianos aceptarán plenamente las reglas de juego de la legalidad. Probablemente, varios de sus dirigentes se integrarán en el Gobierno, como garantía de que se va a jugar limpio.

Pasada la hora de las urnas, cada día se ve más claro (salvo que triunfe la estrategia del miedo, con graves alteraciones de la vida ciudadana) que en la próxima primavera puede haber en España un Gobierno nacido de la voluntad del pueblo. Según el último sondeo, que acaba de llevar a cabo Presidencia del Gobierno, los tres partidos poderosos son: Democracia Cristiana —22 por 100, con cierta tendencia a la baja—, Socialismo —18 por 100, también bajando— y Social-democracia —17 por 100, en alza—.

Según nuestras noticias, la Democracia Cristiana y la Socialdemocracia, con crecientes y poderosos apoyos, llegaría previsible-mente un pacto poselectpral. No parece difícil que, unidas, obtengan la mayoría absoluta.

INFORMACIONES

 

< Volver