Elevada tensión en las alturas políticas y militares     
 
 Blanco y Negro.     Página: 24-25. Páginas: 2. Párrafos: 13. 

ELEVADA TENSIÓN EN LAS ALTURAS POLÍTICAS Y MILITARES

LOS gravísimos hechos que se produjeron durante el entierro del teniente de la Guardia Civil han sido el telón de fondo de las especulaciones políticas en los últimos días. En aquella ocasión y en medio de una altísima tensión, los coches de altas jerarquías del Estado fueron golpeados, se dieron gritos contra personalidades del ´Gobierno y entre el asentimiento general se escucharon frases como éstas: ´«Menos (condecoraciones y más ejecuciones»; «Fuera la apertura», ´«El Ejército al poder». Los actos que se produjeron motivaron el editorial de ByN (número 3.303) en el que se recordaba con la máxmia energía a todos los agentes del orden la necesidad de mantener a toda costa la disciplina.

CAMBIOS MILITARES DE ALTURA, EN EL HORIZONTE

Los cambios militares de altura parecen inevitables. La sangre fría y la serenidad de Franco hacen pensar que se efectuarán sin prisas y por motivos aparentemente ajenos a los acontecimientos producidos en Madrid. Como el próximo mes de septiembre señala el paso a la «B» del teniente general Luis Diez Alegría, jefe de la Casa Militar del Generalísimo, esta circunstancia puede desencadenar una serie de cambios en las alturas militares que podrían afectar, entre otros, al actual director general de la Guardia Civil, don José Vega Rodríguez. Se señala como posible sustituto a Pedro Merry Cordón, actual capitán general de Valladolid. Merry Gordon, soldado de excepcionales cualidades, es además el teniente genera! con más vida activa por delante.

El general Diez Alegría fue nombrado jefe de la Casa Militar de Franco por decreto de 21 de enero de 1972, habiendo ejercido hasta ese momento el cargo de director general de la Guardia Civil. Anteriormente había sido capitán general de la Vil Reglón Militar. Nacido en Balbuena (Oviedo), ingresó en 1909 en la Academia de Ingenieros del Ejército. Durante la guerra civil actuó en calidad de téc n i c o en transmisiones, siendo después, en la p a z, profesor de esta especialidad. En 1968 -fue ascendido a su actual empleo de teniente general.

Su inmediato predecesor en el cargo que ahora desempeña fue el teniente general Joaquín González Vidaurreta, actual presidente del Consejo Directivo del Patronato de Casas Militares, que había sustituido a su vez en la jefatura de la Casa Militar de S. E. al también .teniente general Juan Castañón de Mena, ex ministro del Ejército, doctor arquitecto e ingeniero geógrafo.

Junto al relevo del general Diez Alegría se apunta la posibilidad de una combinación de mayor amplitud

en la que se podrían ver implicadas la Capitanía General de Ja I Región Militar, que actualmente ocupa el teniente general Ángel Campano López, así como, /según hemos explicado, la Dirección General de la Guardia Civil, ocupada por el teniente general José Vega (Rodríguez.

Don Ángel Campano López (cuya semblanza publicamos en el número 3.296 de ByN. de fecha 5 de julio del presente año), nació el 3 de septiembre de 1915, ingresó en el Ejército el día 18 de julio de 1936, ocupando a lo largo de una brillante carrera militar, entre otros, los cargos de gobernador militar de Madrid y capitán general de la VI Región Militar. En la actualidad es consejero nacional por elección y representando a Navarra.

Don «José Vega Rodríguez nació en Ceuta el 19 de diciembre de 1913. Ingresó en la Academia Militar de Infantería en 1936. Entre otros destinos de importancia ha desempeñado los de jefe de Estado Mayor de la Vil Región Militar, jefe de Tropa´s y gobernador militar de Gran Canana, gobernador militar de Córdoba, así como jefe de Tropas de Tenerife, segundo jefe de Tropas de Canarias y gobernador militar de Ifni. En febrero de 1973 se le nombra por decreto capitán general de la Vil Región Militar, siendo nombrado, también por decreto en abril del mismo año presidente del Consejo Superior de Justicia Militar, pasando ya en mayo de 1974 al cargo de director general de la Guardia Civil, que actualmente ocupa.

LA PERMANENCIA DE ARIAS, EN FUNCIÓN DE QUE SE DOMINE EL TERRORISMO

A la vez que una vasta y no injustificada especulación .sobre ,posibles cambios en las alturas militares, la última semana ha sido un hervidero de rumores en torno a crisis gubernamental. Verdades a medias, imaginaciones, deseos y tendenciosidad se han mezclado en los comentarios periodísticos y no periodísticos.

En resumen, la ley antiterrorismo ha sido un -balón de oxígeno para el Gobierno Arias. Si en los próximos meses no se producen más asesinatos de agentes, el Presidente podría llegar al frente de su Gobierno, tal vez con algunos cambios parciales, hasta la próxima legislatura. Es decir, la primavera próxima marcaría la crisis en profundidad. Si, por el contrario, el terrorismo continúa segando las vidas de nuestros agentes del orden, lo probable es la formación de un nuevo Gobierno en estado de excepción. El teniente general Inlesta, por su gran prestigio en la Guardia Civil y su conocimiento de la política, podría encabezarlo.

EN CUALQUIER MOMENTO, FRANCO PUEDE PROCLAMAR AL PRINCIPE

Pero no se puede descartar por encima del desarrollo de los acontecimientos políticos, una hipótesis transitoria que respondiera a esa idea de «El Príncipe, pronto», lanzada por ByN (número 3298) y que tanto eco ha tenido en la opinión pública. El Generalísimo podría abordar la proclamación del Príncipe y la consiguiente cesión de sus poderes por la vía de la normalidad constitucional o por la formación de un gobierno militar que garantizara el orden de la transición para ceder luego el Poder a un gabinete civil. En el tablero político español parece probable que del Consejo del Reino derive para la presidencia de ese gabinete el nombre de´Rodríguez de Valcárcel. Los «fans» de Fraga proclaman el nombre de su jefe como más probable y también se barajan tos nombres de Silva Muñoz y Rulz Jiménez, entre otros.

SUBE EL PAPEL DE FEDERICO SILVA

La entrevista del ministro secretario general del Movimiento con Federico Silva Muñoz, tras el fracaso de su encuentro con Fraga, ha robustecido la posición del dirigente demócrata cristiano. Silva es ya la última carta que le queda al asociacionis-mo para no hundirse del todo y de forma ruidosa. El silvis-mo puede ahora exigir muchas concesiones del Gobierno para entrar en el juego. No sería extraño que los dirigentes de la U.D.E. expongan en su día sus condiciones, entre las que podría entrar el permiso para editar un periódico diario. La clave de eficacia de este grupo es que consiga mantener la unidad. Los conatos de escisión te pueden perjudicar gravemente, lesionando un futuro político en alza evidente.

DESMENTIDO DE RUMORES INFUNDADOS

Con relación a las hipótesis transitorias que supondrían la proclamación deI Príncipe en fecha próxima, el ministro de Información y Turismo, don León Herrera Esteban, ha hecho un desmentido a la Agencia Cifra. Nos parece lógico que el señor Herrera salga al paso de los rumores. Pero está claro que esa proclamación depende exclusivamente de la voluntad de) Jefe del Estado, cuya discreción es proverbial en asuntos de esta envergadura. Difícilmente el ministro puede asegurar que no va a ocurrir lo que depende de una decisión del Jefe del Estado. En un caso y en otro, se trata de interpretaciones diferentes de lo que va o no va a hacer el Generalísimo. Reproducimos a continuación, en nuestro deseo de ofrecer la información más objetiva de los hechos, el desmentido del ministro de Información:

«En la rueda de Prensa que al término del Consejo de Ministros celebrado en La Co-ruña el pasado viernes mantuve con los periodistas de las cuatro provincias gallegas, más los que representaban a todas las agencias nacionales y a los diarios de Madrid y de Barcelona, expresé de forma rotunda —y mi respuesta ha sido recogida por dichos medios informativos, en algún caso en transcripción taquigráfica— que todos los rumores que habían circulado días atrás eran totalmente infundados. Por ello me sorprende ahora, un día después, una información que vuelve a propagar rumores que desmentí de manera categórica y que nuevamente he de desmentir, ya que, cualquiera que sea la finalidad perseguida insistiendo en su difusión, tales rumores provocan la natural inquietud en sectores importantes de la opinión pública, suponen, a! margen de cualquier otra calificación legal, una falta de la consideración debida hacia las personas implicadas y comportan la interpretación ¡rrespon jurisdicción ordinaria de las posiciones del Código Penal, respecto de quienes hicieran circular noticias o rumores falsos, desfigurados o tendenciosos, este Ministerio tendrá muy en cuenta las disposiciones de la Ley de Prensa e Emprenta.»

sable de normas de alto rango que afectan al juego de las instituciones y tienen su marco en nuestro ordenamiento constitucional, lejos de insinuaciones e hipótesis que se airean sin ningún fundamento, ni respeto para aquellas normas y para quienes /rían de decidir en su aplicación.

Con independencia de la pertinente aplicación que pueda hacerse, a través de la

 

< Volver