Un concepto más que utilizado     
 
 ABC.    04/04/1975.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. VIERNES 4 DE ABRIL DE 1975.

UN CONCEPTO MAS QUE UTILIZADO

«Desarrollo» en su sección «La hora en punto», firmada por Artime, hecha su cuarto a espadas sobre la amplia problemática del cambio en los siguientes términos:

Difícilmente se encontrará concepto más utilizado de un tiempo a esta parte que el de cambio. Parece que a los españoles les ha entrado de pronto una psicosis de reforma apresurada. Lo que puede ocurrir es que no todos los españoles estén de acuerdo conque el cambio se les escape de las manos, o, en otras palabras, que el problema esté en la dosis de cambio que se esté dispuesto a aceptar de verdad. Y no se vea´en estas palabras una fácil polarización del comentario hacia las cúspides, porque la interrogante está más bien en el que de verdad, no de labios afuera, deseen los que no están en ellas.

El ministro de Trabajo, señor Suárez González, se ha enfrentado en forma perfectamente explíticta y definitoria al problema: «Debemos tener muy claro que al crecer es forzoso cambiar.» Puede que los ortodoxos de la sociología del desarrollo no se muestren del todo de acuerdo con el orden de los factores, pero el hecho no hace aquí al caso. AQUÍ habrá quienes piensen que se ha dado un crecimiento sin más cambio efectivo y palpable que una desacostumbrada paz. Para otros, por el contrario, la España de ahora y la de entonces se diferencia en algo más. en bastante más, que en las cifras de renta por cabeza.

Dejemos el problema de la razón de los unos y los otros, puro bizantinismo, seguramente, como diagnóstico del pasado y quedémonos con algo en lo que todos estaremos de acuerdo: que se afirma la dinamicidad del cambio, que ya estamos empezando a vivir, o de más evolución, y nada más.

«Las apelaciones a la solidaridad para el aumento de nuestra riqueza —prosigue en forma transparente el ministro— carecen de sentido si no hay también solidaridad en el reparto de la misma.» Ya están, pues, asentadas las ´dos coordenadas básicas de la ecuación politicoeconómica del señor Suárez González: el axioma —forzo-sidad del cambio— y el requisito instrumental, la solidaridad en el reparto de la riqueza, es decir, la redistribución de la renta.

Ahí parece estar el programa esencial, y comprometido, del inmediato futuro, de un futuro que va a necesitar, para encarnarse de algo más que de declaraciones de principios o. Incluso, de la buena voluntad de la Administración.

Vamos & ver hasta qué punto y cómo están dispuestos los españoles a apropiarse y seguir la ecuación del ministro de Trabajo, porque ahí está la interrogante.

 

< Volver