Don Jose Antonio Giron:. 
 "Por más que se empeñen aquí no acaba la historia del 18 de julio"     
 
 Informaciones.    01/12/1975.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

DON JOSÉ ANTONIO GIRÓN:

«Por más que se empeñen, aquí no acaba la historia del 18 de julio»

AVILA, 1. (INFORMACIONES.)

ESPAÑA vive en estos instantes un proceso histórico de transición: la, culminación áe una etapa y el comienzo de otra. El régimen del 18 de julio no conforma un interregno, un paréntesis susceptible de ser cerrado. Por más que se empeñen, aquí no acaba su historia. Frente a los que exhuman, como fácil argumento, la especie estadística de que el 70 por 100 de la población española "no hizo la guerra", nosotros replicamos: efectivamente, ¿qué tiene que ver eso con el proceso histórico del Régimen?»

Así habló en Avila don José Antonio Girón de Velasco, presidente de la Confederación Nacional de Combatientes, tras celebrarse en el palacio de Polentinos, sede de la Academia de Intendencia, un acto castrense en homenaje al Ejército, organizado por la Hermanda de Combatiente de la Primera Bandera de Castilla.

El señor Girón inició su parlamento con una evocación de la figura de Francisco Franco, y dijo después, entre otras cosas:

«Venimos a proclamar nuestro deber y nuestro derecho a estar presentes en las difíciles horas de España. Nuestro compromiso, subrayado permanentemente por el sacrificio último de nuestros muertos, no tiene solución de continuidad.

Ninguno de nosotros se opone "a la evolución que dicha el tiempo y que exige el interés de nuestro puebla Ni nos oponemos a esa evolución, ni queremos siquiera limitarla, pero vamos a ver qué se entiende por evolución o que se entiende por cambio. ¿Es la evolución una estrategia de acomodación al tiempo, con respeto absoluto a los orígenes del Sistema? Entonces, sí a la evolución. ¡Es la evolución el arbitraje necesario para que la unidad del Estado sea servida, a través del Movimiento Nacional, en régimen de asistencia democrática? Entonces, sí a la evolución".

¿Es la evolución un deseo de perfeccionar el sistema constitucional sin erosión de los principios ideológicos y con respeto absoluto a las conquistas sociales a las que se ha hecho acreedor nuestro pueblo? Entonces, sí. ¿Es la evolución una fórmula para identificar a las distintas familias que componen el retablo político español? Entonces, sí.

Ahora bien, si el cambio supone la cancelación del Régimen, entonces decimos sencillamente, no; si el cambio supone el deseo de echar abajo nuestro sistema de leyes con ignorancia de nuestros Principios F u n d a m entales, también vamos a decir que no; si el cambio supone un pacto o un acercamiento con el comunismo vencido, o con las fuerzas ocultas internacionales o con los separatismos, diremos no, una y mil veces no a ese propósito

No hicimos sólo tres años de guerra, sino treinta y seis años de paz. En esa lucha cosechamos canas y amigos, criamos hijos y vimos, como premio a nuestra apasionada entrega, prosperar a nuestro pueblo y crecer a España. El camino sigue. Y sois vosotros, jóvenes de esta hora, los llamados no sólo a comprender nuestros afanes, sino a continuarlos y a superarlos en bien de la Patria

Lo que se requiere de vues-trad juventud, de vuestra energía, de vuestro entusiasmo y de vuestra fe; lo que se requiere, lo que nosotros pedimos de vosotros es que seáis continuadores de la obra de justicia, de la empresa revolucionaria, del propósito de convertir a España en una democracia social y sindicalista de la que nadie se sienta excluido y en la que sea imposible la vieja estampa del zángano o el convidado

El señor Girón terminó afirmando que serán fieles a las consignas del Rey.

 

< Volver