Autor: Sáenz-Díez, Juan Ignacio. 
   El Club Catalonia, dispuesto a constituirse en partido político     
 
 Informaciones.    19/01/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El Club Catalonia, dispuesto a constituirse en partido político

BARCELONA, 19. (INFORMACIONES, por Margarita Saenz-Díez.) — Un sector de la burguesía liberal catalana encuadrada en la sociedad civil Club Catalonia, anunció el sábado su decisión de constituirse en partido político en cuanto exista posibilidad legal para ello.

Este grupo de catalanes —todos ellos ocupan puestos de responsabilidad en empre-sas privadas o públicas, o ejercen con renombre y clientela su profesión liberal— se prepara para reunir aquellas fuerzas democráticas, liberales ´y regionalistas de Cataluña que pretendan la consecución de sus objetivos por el camino de la evolución y no por el de la ruptura. Se dispone, pues, a ser el embrión de un partido catalán de derechas —calificativo que, por cierto, no reivindica— que sin • sentirse depositario de la herencia de la Lliga, se mire gustosamente en ella.

Los promotores de este partido, que podría aglutinar a la derecha liberal y conservadora de Cataluña, detallaron minuciosamente las cuestiones que les separan de los partidos que forman el Consell de Forces Politiques de Catalunya, de reciente constitución: rechazo de cualquier tipo de pacto con los comunistas —la versión catalana del F. C. forma parte del Consell—,> aunque se afirman partidarios de. su legalización; no consideración del Estatuto de Autonomía de ,1932 como punto de partida para las reivindicaciones regionales, que ellos,también suscriben; exclusión de la «ruptura democrática», porque «no lleva a la democracia a la que aspiramos», y aceptación de la realidad .surgida del 18 de julio.

Al Club Catalonia se le atribuía recientemente la posibilidad de estar protagonizando un «pacto de derechas» con el Club Agora (franquis-ta) y la rama catalana de la U.D.E., que encabeza don Santiago Udina Martorell. Don Juan Antonio Maragall, presidente del Catalonia y presentador del comunicado, excluyó la citada posibilidad. «No hay pacto de derechas en Cataluña —dijo— porque, entre otros motivos,

sólo se, puede pactar si se tiene gente detrás; si no es un pacto entre fantasmas.»

En el comunicado de prin-1 cipios distribuido ayer por el Club Catalonia a los medios informativos se insiste en la catalanidad del futuro partido, aunque se expresa al mismo tiempo el deseo de «colaborar con las fuerzas políticas que en el resto de España defienden ideas afines». Se acepta la Monarquía porque, dadas las circunstancias históricas, «constituye la mejor garantía de una efectiva y próxima liberalización y democratización». Se afirma que siendo «liberales y demócratas», se quiere trabajar para la estructuración de un sistema de gobierno en el que se evite que un abuso de la libertad lleve a la desaparición de la democracia, o que un exceso de democracia acabe con la´ libertad. Se define al sistema económico basado en la iniciativa, la propiedad y la empresa privada como el que ofrece mayor solidez y eficacia para conseguir él progreso social, y se reafirma también la vocación europeista de sus componentes.

Asi pues, otro partido catalán se apresta a lanzarse a la cancha para, cuando suene la hora de la legalización. Aunque el mosaico ya va siendo extenso, en la derecha del espectro político de Cataluña es en donde se apreciaban todavía algunos espacios libres. El veredicto de las urnas deberá darles el espaldarazo definitivo.

 

< Volver