Testigo de Europa     
 
   29/07/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

TESTIGO DE EUROPA

Este es el titulo de una entrevista que publica la revista "Mo-lento" y en la que Josep Meliá dialoga con Augusto Assía sobre teologías, movimientos políticos, realidades españolas, etc.

EL FASCISMO.--"No hace mucho tiempo. Hace sólo unas semanas, un hombre que fue íntimo amigo de J. A. Primo de Rivera (José Antonio, aunque sólo fuera por su muerte merece el respeto de todos los españoles), pero un amigo de él, de la juventud, y que formó parte con él en la fundación de la Falangre, me dijo que José Antonio nunca fue un fascista, que se dejó llevar por el fenómeno externo del fascismo, y porque creyó que su triunfo era inevitable y entonces tenia que adaptar España a este triunfo que era inevitable, puesto que oponerse a este triunfo era dar coces contra el aguijón. Y algo de esto (yo no soy experto en cuestiones de falangismo ni conozco muy bien el pensamiento de José Antonio, aunque a él si le conocía personalmente y he leído la mayoría de sus discursos), algo de esto hay, porque la posición falangista en cuanto al fascismo «s más que nada una posición estética. Yo no creo que el nazismo ni el fascismo italiano tuvieran una gran influencia sobre el pensamiento de José Antonio.

Muchos de sus sucesores lian mantenido del pensamiento autoritario la apelación a la fuerza y el sentido nacionalista...".

LA GUERRA CIVIL.—"Esto proviene de la Guerra Civil. La guerra fue una gran tragedia en España porque, naturalmente, la lucha, tal como se planteó, tenia usted que estar solídarizacio con las izquierdas, lo cual llevaba una implicación internacional con los comunistas, o tenía que apoyarse en los alemanes y los italianos, que ayudaron desde el primer momento al Movimiento Nacional, mientras que la democracia, aunque hubo un intento y hasta serio, en Inglaterra de no diré ponerse al lado, pero si de ayudar a Franco, con objeto de evitar que el Movimiento Nacional cayera bajo la influencia de Italia y Alemania..., pero este intento, en parte quizá p> .• divergencias dentro del partido conservador inglés y en parte por interés de nuestra parte, nunca llegó a cristalizar. De modo que Europa recibió la sublevación no con hostilidad. A los paises democráticos me refiero; Inglaterra desde luego que no. Fue después, a través de una serie de acontecimientos inconexos y difíciles de precisar, que se precipitó la Guerra Civil en una división europea. A un lado, los alemanes e italianos, y al otro, los rusos, con los países democráticos sin saber a qué carta quedarse".

—"¿Cómo explica que estando absolutamente probado que el fascismo fue un golpe de mano de la extrema derecha para oponerse a ias reivindicaciones sociales, todavía en España leamos en 1972, junto a negativas a reconocer que existieron los campos de concentración cosas tan peregrinas como que el nazismo, el totalitarismo, era un avance sobre el capitalismo para buscar soluciones de justicia?".

---"Bueno, usted mismo dice que hay gente que niega que han existido los campos de concentración. Si niegan esto, pueden negarlo todo o afirmar lo que quieran, pero en realidad eso no se sostiene ni nadie lo sostiene hoy en Europa. El fascismo fue un movimiento típico de reacción contra el progreso social y económico y contra el desarrollo político".

¿ESPAÑOLEAR O EUROPEIZAR?.—"¿Cree de verdad que alguna vez los países europeos se inspirarán en el sistema político español?

—"Eso yo no lo creo de verdad ni de menlira".

—"Muchas veces se oye que no debemos dejarnos influir por experiencias extranjeras. El corporativismo, la proscripción de la partitocracia, la enemiga del sufragio universal, ¿no son también ejemplos

extranjeros?

—-"Pues claro. En política no hay nada nuevo, no se puede inventar nada nuevo. Y lo que se hace es copiarse unos a otros. Lo que pasa es que hay países que copian lo bueno y países que copian lo malo, gentes que se dejan influenciar por lo bueno y gentes que les gusta verse influenciada por lo malo".

—"Javier Herrero ha escrito un libro en el que señala que el pensamiento tradicional español, ni es tradicional ni es español, sino que apenas pasa de ser un plagio de lo que dijeron una serie de escritores alemanes y franceses de tercera fila. Me pregunto por qué la extrema derecha fue marginada en Europa y en cambio en España ocupa todavía un lugar de privilegio".

---"Bueno, los paises de Europa donde esa extrema derecha está marginada son los países desarrollatlos; en los subdesarrollados, por ejemplo, Grecia, Turquía, Yugoslavia o Albania, hay un extremismo de derecha o de izquierda que domina, como consecuencia de su estructura social. España, es triste decirlo, pero es así, puesto que no se gana nada con negarlo, está más en la esfera económica de los paises subdesarrollados, aunque trata de salirse de ella, y la concepción política qu • de esto surge, se incluye dentro de la órbita propia de estas comunidades subdesarroUadas".

—"¿Es cierto que los partidos políticos, en Europa, deforman la voluntad popular?".

—"Por Dios, cómo se pueüe decir esto. Los partidos políticos representan la voluntad popular, y \& representan en sus diversos aspectos, en los distintos ir/mentos de su evolución y en su dinamismo, y además no sólo representan la opinión, sino que en muchos casos son la salvaguarda de decisiones que en otros casos podrían ser fatales".

—"¿Puede existir un sistema político estable sin oposición?".

—"Yo no lo conozco. Hay sistemas "estables", como el comunismo, pero es un sistema basado en la fuerza, en la imposición. ¿Hasta- qué punto se puede llamar estable a un sistema basado en la fuerza?".

 

< Volver