El Ministro de trabajo, en Salamanca:     
 
 Informaciones.    26/10/1972.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL MINISTRO DE TRABAJO, EN SALAMANCA:

SALAMANCA, 26. (INFOB-MACIONES.) — «Pronto será una realidad la colaboración entre las instituciones sanitarias de la Seguridad Social y la Universidad salmantina a través de su Faculta de Medícina, con el convenio, ya en avanzado estadio, para una actuación conjunta docente-asistencial, y que esperamos tea firmado próximamente), dijo ayer el ministro de Trabajo, don Licinio de la Fuente, a su llegada a Salamanca, procedente de Zamora, donde visitó la exposición de planos y proyectos de la Seguridad Social y asistió al acto de imposición de las insignias de la gran cruz al Mérito Civil y medalla de plata al Mérito en el Trabajo.

Después del almuerzo, don Licinio de la Fuente salió para Bejar, donde fue recibido en el Ayuntamiento por las autoridades, dando lectura a la resolución por la que se concede una subención procedente del Fondo Nacional de Protección al Trabajo, al Centro Experimental de Promoción Social de la Sección Femenina. Seguidamente, el ministro y sus acompañantes se trasladaron al a m bula torio, donde tuvo lugar la ceremonia de bendición de las instalaciones. A última hora de la noche, el ministro regresó a Salamanca.

«Tratamos de construir una España en la que el desarrollo sea cauce profundo de revolución estructural, para hacer posible, a través de sus resultados, una mejor distribución de la riqueza y en particular de las oportunidades de promoción social», señaló el ministro de Trabajo en la reunión mantenida esta mañana en la Casa Sindical de Salamanca,

El ministro de Trabajo pu-so de relieve el conjunto de acciones llevadas a cabo por su Departamento en Salamanca y su provincia.

«Estamos impulsando una política de ordenación territorial y descentralización y adecuación de los servicios administrativos para compensar la posible desigualdad entre zonas, sectores y comarcas. Y es seguro que no descansaremos hasta que los españoles, todos los españoles, estén donde estén y sea cual sea su oficio o su actividad, se sientan protegidos por igual por los instrumentos de bienestar social que el Estado proporciona.»

 

< Volver