"El príncipe, con su prudencia, patriotismo y espíritu de servicio, ha ido calando progresivamente en el pueblo español"     
 
 ABC.    25/04/1972.  Página: 53. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MARTES 25 DE ABRIL DE 1972. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

«EL PRINCIPE, CON SU PRUDENCIA, PATRIOTISMO Y ESPÍRITU DE SERVICIO, HA IDO CALANDO PROGRESIVAMENTE EN EL PUEBLO ESPAÑOL»

«El deber nuestro convertir lo que al principio fue, en gran parte de los españoles, aceptación. de un planteamiento de Franco en auténtica adhesión a la persona que ocupará el vértice de nuestro conjunto institucional»

EL MINISTRO DE AGRICULTURA, SESOR ALLENDE Y GARCIA-BAXTER, HABLA EN GUADALAJARA ACERCA DEL TEMA «CONTINUIDAD Y FUTURO POLÍTICO»

Guadalajara 24. «Nadie, con un mínima de sentido común, puede pretender que los modos, las formas de expresarse soclalmente, tos principios básicos del Movimiento, puedan ser los mismos que ayer, en un mundo en el que ha visto derrumbarse el III Reich. un mundo que posee la bomba atómica, que ha llegado a la Luna, que ha visto nacer a la China de Mao. que ha vivido el Concilio Vaticano II, y que, en algunas zonas ha pasado de la economía del hambre a la civilización del ocios-, ha dicho el ministro de Agricultura, don Tomás Allende y García-Baxter, en la conferencia que sobre «Continuidad y futuro político» ha pronunciado hoy en la Agrupación de Antiguos Miembros del Frente de Juventudes de esta capital

Después de analizar detalladamente qué debe «atenderse por continuidad, el señor Allende habló de los factores que propician la continuidad, y añadió que «el logro de la continuidad del Régimen como objetivo de la política española presenta, de cara al futuro, un matiz especial al entrar en juego una persona excepcional: Francisco Franco. He reconocido en general que, fundamentalmente las adhesiones en el Régimen son suscitadas a titulo personal por el Jefe de Estado, cuya fuerte personalidad es admitida por todos.

Pero el ámbito de estas adhesiones no se circunscribe a los que con él militamos en la guerra. Un Importante contingente de españoles que le miraron con prevención e Incluso le combatieron, se sintieron ganados por su obra y por su talento político con el transcurso del tiempo».

LA DESIGNACIÓN DE SUCESOR

Al referirse a la Ley de Sucesión y nombramiento de sucesor, el señor Allende y Garcíá-Báxter dijo que «quizá debiera haber considerado este punto al hablar de los factores que propician la continuidad. Es evidente—afirmó—que si antes advertí que no basta coronar un Régimen, sí es cierto que dentro de nuestro cuadro institucional la decisión tomada, avalada por el país y más tarde asegurada por Franco, con el nombramiento de heredero a titulo de Rey del Príncipe de España, constituye un elemento mas de estabilidad. Pero además, dada la trascendencia de la escisión y el trauma que cualquier actitud dubitativa pudiera entrañar, constituye premisa Insoslayable con la que hay necesariamente que contar de cara al futuro».

Por otra parte, en un pueblo que durante cuarenta años no ha vivido la Monarquía, el Principe, con su prudencia, patriotismo y espíritu de servicio, ha Ido calando progresivamente—como se viene poniendo de manifiesto últimamente en sus desplazamientos por el país, y de lo que puede servir de muestra el apoteósico recibimiento Que le han dispensado en la provincia de Málaga—y es deber nuestro convertir lo que al principio "fue en gran parte de los españoles aceptación de un planteamiento de Franco, en auténtica adhesión a la persona que ocupará el vértice de nuestro conjunto Institucional.

NECESIDAD DE SEGUIR EL DESARROLLO POLÍTICO

Tras hablar del mantenimiento del orden y la paz y analizar las premisas Indispensables para ello, el ministro de Agricultura se refirió a la continuidad en el desarroío socio económico y a la necesidad de seguir el desarrollo político, aspectos éstos de su disertación a los aua dedicó especial énfasis analítico.

En cuanto a las relaciones con la Iglesia, dijo, el señor Allende que «la influencia de las declaraciones de

la Iglesia es patente, y sí signas declaraciones concretas de algunos obispos nos han producido un profundo sentimiento por la Incomprensión que han mostrado hacia los esfuerzos de sinceros católicos que persiguen el progreso patrio, y si entendemos que la Iglesia debe lugar en su campo, debemos, por otra parte, contemplar en su conjunto todo el contexto del planteamiento posconciliar y meditar, tratando de hallar en el mismo los elementos positivos que encierra, no olvidando, además, que aparte de nuestra postura como creyentes, las posturas de la Iglesia tienen una gran audiencia social».

El señor Allende terminó su disertación diciendo: >Creer en nuestro porvenir, brindar responsablemente a los españoles las libertades Inherentes a toda persona humana: subordinar, en cambio, los intereses privados al Interés general, aumentar el nivel de vida, salvar los auténticos valores morales de nuestro pueblo, sin descender a la anécdota: vivir cada vez más en el concierto de las naciones, Incorporar a la juventud en la vanguardia de nuestras Ilusiones, tener como bandera la justicia, y todo ello hacerlo con el pueblo y no de esipaldas a él, constituye un bagaje suficiente para llenar una tarea política que nos asegure una continuidad dentro del progreso y un futuro importante de caja a la Historia.»—Cifra.

 

< Volver