Don Joaquin Ruiz-Gimenez:. 
 "Ya no valen las formulas democrático-cristianas de los años 40"     
 
 Informaciones.    09/01/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DON JOAQUÍN RUIZ-GIMENEZ:

«YA NO VALEN LAS FORMULAS DEMOCRÁTICO-CRISTIANAS CE LOS AÑOS 40»

SANTANDER, 9. (EUROPA PRESS.)

DON Joaquín Ruiz-Giménez llegó ayer a Santander, donde se reunió con los miembros de la Comisión diocesana de Justicia y Paz, con el obispo de la diócesis, monseñor Del Val, y con personas de esta ciudad vinculadas a la democracia cristiana.

A primeras horas de la tarde, el señor Ruiz-Giménez conversó con un grupo de periodistas, & quienes declaró que «el problema de la dispersión le tienen hoy planteado todos los distintos sectores ideológicos de la opinión democrática. Lo tienen loa socialistas y lo tenemos nosotros, los hombres de inspiración cristiana que hemos constituido grupos democráticos».

CONSEJO POLÍTICO DE LA D. C.

«Hay cinco grupos —agregó— ligados a un Consejo Político de la Democracia Cristiana. Tenemos una especie de estructura federativa en este. Consejo, en el* que hay representantes de esos cinco grupos que celebran reuniones periódicamente; e s cierto también que existen algunos sectores democráticos que aspiran a pertenecer a este gran movimiento de la Democracia Cristiana. Estamos en contacto con ellos y nuestra aspiración seria que éste ee pudiera realizar..

Tras señalar que no se podrán evitar algunas dificultades en la realización de tales aspiraciones, el señor Ruiz-Giménez afirmó que «todos los sectores democráticos de Inspiración cristiana en España coinciden en que ya no valen las fórmulas democrático-cristianas de los años cuarenta, que sirvieron en la Alemania poshitleriana o en la Italia que sucedió a Mussolini La Democracia Cristiana tiene que aceptar hoy el desafío de una sociedad nueva. No puede ser conservadora ni de intereses ni de fórmulas culturales; tiene que ser un movimiento muy abierto, no monopolizador del título de cristiano, adoptar una postura profundamente humana del Evangelio».

LIBERTADES PUBLICAS

Se refirió más adelante a la trayectoria de la Democracia Cristiana, para subrayar que «donde quiera que la Democracia Cristiana fue el partido principal de la oposición hay libertades públicas, lo mismo que cuando el Gobierno fue democratacristiano. No podría decir lo mismo en cuanto al avance de la justicia social. La Democracia Cristiana tiene que ser hoy profundamente renovadora».

En torno a la situación en España, dijo que «los movimientos democráticos de inspiración cristiana pueden desempeñar un papel muy decisivo, en contacto con los demás sectores políticas de la oposición.

Pero frente al Gobierno, deben adoptar no una actitud nihilista ni salvaje, sino crítica, incitadora y estimulante e impaciente. Por. que después de treinta y ocho años de régimen autocrático, un pueblo tiene derecho a que se vaya de prisa. Las etapas humanas no son etapas geológicas, sino de ritmo vital».

 

< Volver