Conferencia del señor Martinez Esteruelas en el Club Siglo XXI. 
 "El inmovilismo es, entre nosotros, un problema"  :   
 "La nueva monarquía se basa en la legitimidad". 
 Informaciones.    26/06/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CONFERENCIA DEL SEÑOR MARTÍNEZ ESTERUELAS EN EL CLUB SIGLO XXI

"EL INMÓVILÍSIMO ES, ENTRE NOSOTROS, UN PROBLEMA"

«LA NUEVA MONARQUÍA SE BASA EN LA LEGITIMIDAD»

MADRID, 26. (INFORMACIONES.)—«El inmovilismo entre nosotros es y puede ser un problema. Es llegado el" momento en Que los hombres responsables de España nos ^anteemos qué grado de inmovilidad hay en nuestras concien-cías.» Estas frases corresponden a un párrafo de la conferencia pronunciada ayer en el Club Siglo XXI por don Cruz Martines Esteradas, ministro de Educación y Ciencia, sobre el tema «Monarquía y cambio socíaí». Con esta intervención se ha cerrado el ciclo que organizó el club sobre este tema, en el que han intervenido numerosas personalidades de la vida política española.

El señor Martínez Esterue-las situó el primero de los puntos de su disertación diciendo que «existe una interpretación antimonárquica de Ja historia», que se basa en una noción determinada del cambio social y en la Identificación de las Ideas de monarquía y c o n s ervatismo, cuando no de regresión. Sin embargo, el análisis histórico evidencia el carácter tendencioso y la Inexactitud de dicho planteamiento. La consolidación del constitucionalismo en Francia e Inglaterra fue obra de la monarquía. «Ahi está también la culminación de los reformlsmos sociales contemporáneos en las monarquías escandinavas 5 en la propia Inglaterra, frente al fracaso de ensayos paralelos de corte republicano.»

Se refirió también & los procesos de cambio social promovidos por la monarquía es-, pañola, en que deliberadamente se preparan y realizan la aparición de nuevas clases sociales, la eliminación de privilegios, la reorganización eco-" nómica y el lanzamiento de nuevos esquemas de ideales.

«El cambio social -—dijo—, en su plena significación, no es ni cosa nueva ni cosa aplazada en lo que al Estado nacido del 18 de julio respecta. La nueva monarquía y el cambio social que ella ha de promover, asistida de toda clase de posibilidades y esperanzas fundadas en el contexto institucional (y en las indiscutibles cualidades del futuro Rey), se basan en la legitimidad, en los Ideales y en tas obras de estas décadas.»

A la luz de los análisis de la sociología contemporánea expuso la problemática esencial del cambio. Junto a los fenómenos positivos, aludió a la desorganización y a la dislocación estructural. Insistió sobre todo en Jos factores de perturbación esencial: inrno-villsmo y utopía. Definió la actitud reaccionaria en función del Inmovilismo y denunció algunas de sus manifestaciones externas: pseudopopu-llsmo, demagogia, falso histo-rlcismo. En relación con la utopía, definida como propósito de sacrificar una sociedad a un esquema de ideas, desconociendo los Imperativos de la realidad, dijo: «Tomar sueños por realidades es caer-en el mismo error que el de creer que el racionalismo es el único guía de la acción.»

NECESIDADES DEL CAMBIO

Toda comunidad´ necesita un esquema fundamental de coincidencias. Desde el punto de vista funcional Incluso. Las actitudes extremas, al compensarse reciprocamente, impiden el cambio. Analizó la situación moral creada por un relativismo exacerbado en todos los órdenes y centró como Ideas fundamentales las de persona humana y de comunidad nacional.

Presentó ciertos datos del cambio social que juzga inexcusable tener en cuenta para su promoción en unos casos, para su evitabilidad en otros. Tales datos fueron: la lucha contra la desigualdad, la tentación autoritaria, la urbanización social, la tecnifica-ción y el rejuvenecimiento generacional.

La lucha contra la desigualdad, la aproximación de las clases, obliga a una constante acción de reforma fiscal, educativa y aslstenclal y a la creación de un clima igualitario de condiciones —más que de oportunidades— para la realización personal. La función de la monarquía es aquí pecullarmente decisiva.

«La posibilidad de no deberse a ningún grupo social o de intereses —dijo— le permite el

despliegue de una objetividad sin limites que favorezca la reducción de las desigualda-res injustas y la

eliminación de los privilegios.»

La crisis de valores y los síntomas de anarquía social que el mundo atraviesa hacen pensar que la tentación autoritaria va a ser uno de los problemas de nuestro tiempo. La dialéctica entre libertad y orden se nutre hoy de nuevos factores de confusión. «La función moderadora prover-bialmente atribuida a la monarquía —dijo— res ultará crecientemente indispensable.»

ESPASÍA, HOY

Finalmente, se refirió a la España de hoy en relación con el - futuro. «Con alguna frecuencia —dijo— se escuchan manifestaciones que parecen referir todo cambio social al tiempo futuro, con olvido de ciertas realidades que no cabe desconocer.» Así la transformación —el cambio— de España bajo el mando de Franco, en el que, entre otras cosas, ha surgido una nueva y gigantesca clase media, la evolución política a través de las distintas etapas de su Gobierno y el hecho de que, hoy también, programas y acciones siguen generando un cambio social. «El cambio social positivo, en su más plena significación, no es ni cosa nueva ni cosa aplazada en lo que al Estado nacido el 18 de julio respecta.» La nueva monarquía y el cambio social que ella ha de promover, asistida por toda clase de posibilidades y esperanzas fundadas en el contexto institucional y en las Indiscutibles cualidades del futuro Rey, se basan en la legitimidad, en los ideales y en las obras de estas décadas.^ Las rupturas y los revisionismos con que algunos sueñan, Improvisándose como profetas o como salvadores, son factores conscientes o inconscientes de perturbación. «Importa —dijo— ver entre el tiempo histórico que hemos vivido y vivimos y la nueva monarquía un todo con sus etapas, sus talantes específicos y sus objetivos Inmediatos, pero un todo. El cambio progresivo dé España —en su justicia, su libertad, en su pujanza— está en la continuidad.»

A la conferencia del señor Martínez Esteruelas asistieron cuatro ministros: los de Justicia, Obras Públicas, Planificación del Desarrollo y de la Presidencia, así como los ex ministros señores Fernández-Cuesta, González Gallarza, Nieto Antúnez, Solís Buiz, Monreal Luque, Garicano Go-

 

< Volver