Señor de Araluce y Villar:. 
 "Hay que desempolvar el lema del tradicionalismo"     
 
 Informaciones.    11/03/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SEÑOR DE ARALUCE Y VILLAR:

«Hay que desempolvar ei lema del tradicionalismo»

SAN SEBASTIAN, 11. (CIFRA.) — «Creo que debemos desempolvar el viejo lema de la Tradición: Dios, Fueros, Patria y Rey», ha declarado el presidente de la Diputación Provincial de Guipúzcoa, don Juan María de Ataluce y Villar, procurador en Cortes y consejero del Reino, en unas declaraciones a iLa Voz de Eswña».

Añade el señor De Araluce que tal revitalización se haría necesaria «dándole su sentido exacto, libre de interpretaciones desviadas, que en un momento ha podido dar una impresión equivocada de su alcance e intención».

Preguntado cuál sería la función del tradicionalismo en orden a la instauración monárquica, contestó el señor De Araluee que «la legitimidad del Alzamiento Nacional, del

que se deriva el derecho de la Monarquía de nuestras Leyes Fundamentales, conduce a la evidente misión que incumbe al tradicionalismo cerca de la Corona: prestar la experiencia de su doctrina histórica y el sentido evolutivo de nuestra juventud cara a la afirmación de la Corona como expresión de la voluntad del pueblo español y guardadora de sus valores permanentes»

Tras recordar que las armas de la casa del Príncipe descansan sobre la cruz . de Borgoña y la visita que don Juan Carlos, en su pasada estancia en Guipúzcoa, realizó a la casa natal del general Zumalacárregui, el señor De Araluce afirma "que el tradicionalismo guipuzcoa-no tiene contraída una singular deuda de reconocimiento hacia el Principe de España por esa atención entrañable a la figura histórica más representativa de nuestro tradicionalismo".

Por último, refiriéndose a la ley de Asociaciones Poll-ticias. declara: "Bien venidas sean las asociaciones políticas. Sean bien venidas siempre que ellas sirvan para potenciar los cauces naturales de acceso y administración del Poder, pero nunca si se trata de sustituir a los mismos por la mecánica de los partidos políticos que, en definitiva, conducen a la Implantación de unas dictaduras ideológicas controladas por los comités ejecutivos dándoles carácter centralista y uniformados. Los partidos ahogarían esa variedad dentro de las múltiples formas de España."

 

< Volver