El catedrático Trias Fargas propone un programa político "para ciudadanos razonables"     
 
 Informaciones.    06/09/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL CATEDRÁTICO TRIAS FARGAS PROPONE UN PROGRAMA POUTO «PARA «ABANOS RAZONABLES»

BARCELONA, 6. (EUROPA PRESS.)—El catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Barcelona y director del Servicio de Estudios del Banco Urquijo, don Ramón Trías Fargas, publicó ayer en el diario «La Vanguardia» un programa político «para ciudadanos razonables».

El señor Trias Pargas dice, entre otras cosas: «A los ojos de los que se sitúan en la derecha más extrema, el extremo de la izquierda aparece dogmático, envidioso y casi siempre utópico. A Juicio de la extrema izquierda, a su vez, la extrema derecha parece egoísta, altanera y casi siempre Inmoral en materia de dinero. Desgraciadamente me temo que unos y otros llevan buena parte de razón.»

Los puntxjs de su «programa» se resumen en lo siguiente:

* Ante todo y por encima de todo, los moderados respetan los valores Individuales y la libertad. Kilo exige que se pueda discutir libremente la «cosa pública* y que la ley de la mayoría sea aceptada como la fórmula menos Imperfecta de alcanzar decisiones colectivas en régimen de libertad. Participación abierta de todos y entrega del poder a los más. De esta forma, para conseguir la mayoría es preciso negociar, transigir y pactar, y esto ya es mucho. El señor Trías Pargas se muestra partidario de la democracia parlamentaría y del sistema de partidos políticos.

* Los moderados españoles creemos en la integración de nuestro país como miembro de pleno derecho en las Comunidades Económicas Europeas- Y ello para formar parte de una futura Europa unida, Justa y fuerte, capaz de interponerse con voz propia entre los que hoy por hoy dictan la política mundial. Es decir, que además de los evidentes objetivos económicos, se aspira a formar parte de Europa por motivos estrictamente Ideológicos y políticos.

* Es preciso vivir en las realidades de lo que se ba llamado una economía mixta, en la que un sector privado vigoroso concurra con las empresas públicas en el progreso nacional Queremos un sector privado enérgico —añade el señor Trias Fargas— y capaz de ´g e n e rar beneficios, porque sólo asi es posible un cierto grado de libertad Individual en lo económico y en lo social. Pero aceptamos también la nacionalización justificada de ciertas empresas,- y la aceptamos por motivos de progreso económico y de cooperación social más que por ceder a la lucha de clases. Pero la aceptamos, sobre todo, por la necesidad de proteger la libertad de los ciudadanos. La nacionalización se justifica siempre que el control político sea democrático, ya que si es autoritario, el hombre de la calle no ha ganado nada con ella.

Dice el catedrático que este programa es de la mayoría, por cuanto «la pente razonable somos los más».

 

< Volver