Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Una magnífica lección sobre el Estado de Derecho     
 
 ABC.    05/06/1974.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS UNA MAGNIFICA LECCIÓN SOBRE EL ESTADO DE DERECHO

Magistral —rotundamente magistral— es la con/erencía dada ayer en el Club Siglo XXI sobre el tema «Justicia y Estado de Derechos, dentro del ciclo de la futura Monarquía, por un jurista tan joven y tan eminente como Rafael Pérez Escolar, a quien escuchó y aplaudió con sincero asentimiento un público numeroso, pero a la par de alta categoría política e intelectual. De .entrada, el orador examinó en primer término los ´cauces institucionales por los que discurre el quehacer público europeo, haciendo de ellos esta síntesis, que considera indisputable: elección de los go-bernantes mediante representación- popular, separación del Gobierno y Parlamento, libertad de asociación para fines sindicales y políticos, aceptación de la Convención Europea de los Derechos del Hombre y control jurisdiccional del Poder ejecutivo.

Después, Peres Escolar señaló que el enjrenlamiento histórico entre el poder ejercitado abusivamente y las libertades de quienes forman la-comunidad hace del Estado de Derecho no un -principio teórico de equilibrio, sino el reconocimiento -de que son los ciudadanos los verdaderos titulares del Poder. Los actos de -Poder, por consiguiente, han de surgir del consenso general. El Estado de Derecho, en .una palabra, se basa en la absoluta necesidad Ae la democracia como legitimadora del Poder. De aquí que el ejercicio del Poder haya de limitarse a las coordenadas que trazan las leyes, bajo la salvaguardia siempre de los Tribunales de Justicia. En esta linea, los temas tocados por el conferenciante fueron da un extraordinario interés, como el de la jurisdicción militar, el enfrentamíenlo con la violencia a base de mano firme y severidad, la revltalización de la jurisdicción ordinaria, la condenación de la ley de Bases de h Justicia remitida a las Cortes y el llamado autogobierno de la Magistratura, cerrando la espléndida conferencia con un homenaje a la Magistratura y recordando las palabras de Pascal: «La justicia sin. poder no tiene valor; el poder sin justicia es tiránico. La justicia sin poder no es nada, porque el mal existe siempre; el poder sin justicia es condenable. Debemos, pues,, combinar la justicia y el poder, haciendo que lo que es justo seÍJ fuerte y lo que es fuerte sea justo.> Muy bien, Rafael Peres Escolar.—ARGOS.

 

< Volver