Manuel Díez Alegría     
 
 Informaciones.    28/04/1975.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

MANUEL DIEZ ALEGRÍA, ex jefe del Alto Estado Mayor, ha dirigido a «Contrastes» una carta, modelo de ponderación y buen sentido, en la que precisa algunos extremos sobre presuntas relaciones suyas con SPINOLA. Dice el teniente general, entre otras cosas: «No entra en mis costumbres el estar constantemente molestando a la Prensa precisando o rectificando noticias más o menos ciertas. Pero el asunto referente a unas pretendidas relaciones mías con el general portugués Spínola me viene incomodando, en ocasiones de manera importante, desde hace ya mucho tiempo, y creo puede ser buena oportunidad para dejar de una vez. sentado lo que hay al respecto Nunca he visto al general Spinola ni tenido con él, antes ni ahora, ninguna clase de relación directa ni indirectas

LOPEZ RODO y FRAGA IRIBARNE al fin se han entrevistado en Barcelona. Es un acontecimiento, quizá, de cara al fatuto, pero, sobre todo, si miramos al pasado. No es que aquí hubiésemos insinuado la posibilidad de la entrevista, pero sí llamábamos la atención sobre tanta coincidencia en la Ciudad Condal, a la que también han acudido este fln de semana SILVA MUÑOZ y MONREAL LUQUE. B

NICOLÁS FRANCO PASCUAL DEL POBIL, consejero nacional del Movimiento por La Coruña y procurador en Cortes, ha sido objeto de una «ofensiva ideológica», iniciada por el consejero local del Movimiento de la misma provincia, BENITO VIZOSO PIÑEIRO. a raíz de unas recientes declaraciones políticas del primero (las que hizo a «Cambio 16», suponemos). He aquí algunos pasajes de la polémica, según la reproduce el diario «Ya»:

«—Los dos "consejeros locales deJ Movimiento de La Coruña han dicho que las manifestaciones políticas que usted (Nicolás Franco) ha hecho no se ajustaban a la ortodoxia falangista.

—Me gustarla saber —responde el consejero nacional— quién les ha concedido el privilegio de expedir títulos de ortodoxia.»

Y más adelante: «Tanto los miembros de mi familia como las altas esferas se abstuvieron ejemplarmente (d u r a n te la anterior campaña electoral) de cualquier intervención en favor mió (...). Por mi parte —concluye ´Nicolás Franco Pascual del Pobil—, me reafirmo decididamente en mis declaraciones: estoy contra el "bunker" v contra el fascismo.»

ANTONIO DE SPINOLA, sobrt cuyo paradero se había especulado en los últimos días, parece que sigue en Brasil, pero no por mucho tiempo. Según la Prensa brasileña, el ex general y ^ex Presidente de Portugal está proyectando trasladarse a Francia desde su hotel de Copacabana para poder hacer declaraciones políticas, cosa que tie. ne prohibida en Brasil. Le acompa ñarían 16 oficiales portugueses, qut huyeron con él tras el frustradr golpe de Estado del pasado 11 dt marzo.

JULIETTTE GRECO ha sido nos pitalizada en Marsella a causa df un ataque cardíaco. La actriz j cantante francesa, antigua «musí de los existencialístasv iba a par ticipar en un recital en la ciudac de Aubagne, cerca de Marsella. •

ANTONIO GAVILANES, treints y tres años, chaqueta de «sport) cruzada, muchos botones, cena uní sopita de primero y luego cualquier carne. Y explaya sus ideologías ei «Nuevo Diario»: «De la partitocra cía hemos pasado a la estatutocra cía... El pueblo español está bastan te desengañado de la acción políti ca. Porque llevamos casi cuarent: años diciendo que la palabra poli

tica es nefasta, que comporta riesgos, clandestini dad, peligrosidad, etcétera... En un cambio con ruptura, creo que no tendríamos nada que hacer. Indiscutiblemente. E incluidos los socialistas. Entonces lo que hay que intentar es que ese cambio no se llegue a producir. El portugalitis o el portugalazo. como le quieras llamar. ¿Qué hacer, pues? Pues convocar a cuanta más gente mejor que piense en el cambio con evolución para fíenar la ruptura brusca.»

FRANCISCO RABAL será uno de los principales intérpretes de una película argentino-española basada en un cuento de JORGE LUIS BORGES, «El muerto», adaptado por FERNANDO AYALA y HÉCTOR OLIVERA. Este último será el di-rector del filme, cuyo rodaje será supervisado por JUAN CARLOS ONETTI.

PACO CAMIiN´9 y PALOMO LINARES protagonizaron en la noche del sábado un triste espectáculo en el programa «Directísimo», de Televisión Española. Dos toreros con fama y millones, que se ponen a pelear verbalmente ante las cámaras y se citan para dirimir físicamente la cuestión en la puerta de Prado del Rey... Pues nada, a ver quién corta más orejas

• EL «SHOW» DEL jL SÁBADO EL mano a mane de Camino y Palomo ante el poderoso toro de la televisión fue tan espectacular como lamentable. Nunca se ha visto una "corrida" que ponga con tanto calor de manifiesto la gravedad de la situación que atraviesa nuestra incomparable fiesta nacional, que es incomparable, en efecto, pero no por única, sino por irrepetible. Que dos de las máximas figuras del arte de Cuchares se empeñen en ponerse verdes ante los atónitos ojos de millones de españoles cuyas diatribas personales les importan un pimiento, denigra a esa precaria .fiesta de los toros, que pierde la afición por momentos por culpa, precisamente, de que se torea más fuera de las plazas que en ellas. El mano a mano televisivo es un ejemplo más, tampdco el más sugerente ni el más grave de esa enfermedad que atraviesa el único espectáculo del mundo donde no se garantiza un mínimo de calidad, porgue ésta depende de machos factores e intereses que se contradicen con agarradas como la que protagonizaron en televisión los dos famosos toreros. Es muy frecuente ver cómo en los carteles se anuncian toros y toreros sin que exista el previo compromiso ético de ofrecer la calidad que se programa. Y asi, el espectador asiste al desconcierto cuando alguno de los factores que intervienen en el espectáculo falla estrepitosamente, sin que la asamblea democrática .que comporta el público que va a los toros pueda exigir que se repare el fraude y sólo !e queda el infantil recurso del pataleo o la protesta, que no trasciende, porque, al fin y al cabo, el público es mucho más sensato que los protagonistas —dircetps e íi´´ireotcs— del engaño.

¿Qué les imjíortaba a ios telespectadores del sábado el insólito diálogo entre Camino y Palomo? ¿Era necesario provocar ese incidente en directísimo? ¿Se iban a aclarar posturas sobre et porvenir de la fiesta de los toros en vísperas de la feria de San Isidro? No, nada de -esto. Se trataba simplemente dt enfrentar, con dudoso buen sentido, a dos "divos" de la moderna tauromaquia, esa del torito cómodo y de la inhibición de responsabilidades, en un diálogo per cuestiones puramente personales que no interesan en absoluto a la inmensa mayoría de los españoles, para quienes ni don Francisco Camino ni don Sebastián Palomo Linares significan mucho más que otros nombres que "suenan".

Ya verán ustedes cómo todo este "show" cómico-taurino-musical (como podríamos denominar al "Directísimo" del sábado televisivo) no tiene la verdadera correspondencia en las plazas de toros, con lo que la confusión será aún mayor cuando suenen los clarines que anuncian la salida del toro por esos ruedos de la paciente y desengañada España taurina.

 

< Volver