Autor: Ceberio, Jesús. 
 El señor García Hernández, en Guernica:. 
 "La paz es un condicionamiento absoluto para el ejercicio de las libertades políticas"     
 
 Informaciones.    15/04/1975.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

EL SEÑOR GARCÍA HERNÁNDEZ, EN GUERNICA:

"LA PAZ ES UN CONDICIONAMIENTO ABSOLUTO PARA EL EJERCICIO DE LAS LIBERTADES POLÍTICAS"

Por Jesús CEBEBIO BILBAO, 15. (INFORMACIONES.)

rpRATAMOS de potenciar los Ayuntamientos, y tratamos JL también de llevar a ellos la participación más activa de todos aquellos que conviven en la esfera municipal, y lo hacemos a través de un sistema que, respetando lo que de orgánico tienen nuestras Leyes Fundamentales, trate de acercar más la colaboración y la responsabilidad de los vecinos a la elección de sus propios representantes», manifestó ayer el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de la Gobernación, don José García Hernández, en la casa de Juntas de Guernica, ante los alcaldes de los Municipios de Vizcaya.

LOS ALCALDES SERÁN ELEGIDOS POR LOS CONCEJALES

En primer lugar, un grupo de alcaldes le expuso al señor García Hernández los problemas que afectan a sus respectivos Municipios y a las comarcas donde están integrados.

El ministro respondió con un discurso, en el que comenzó recordando dónde tenia lugar la reunión, «en la histórica Casa de Juntas de Guer-nica, cargada de tantas tradiciones y tanta historia. Como aquí se ha dicho, bajo la sombra del árbol se cobijan y se amparan vuestras instituciones, vuestros Tueros, y a través de ellos, por virtud del paso del tiempo, se han Ido

afincando en Jos corazones de todos vosotros, el amor a vuestra tierra, como una de las características más firmes de este pueblo de Vizcaya.»

Luego el señor García Hernández se refirió al proyecto de ley de Bases de Administración Local.

«Nuestro propósito —dijo— constituye en este momento el de dotar a todas las corporaciones locales y especialmente a aquéllas que tienen menos posibilidades económicas, de los medios precisos para que puedan hacer trente dignamente a sus más exigentes necesidades, sin perjuicio, como es lógico, de las relaciones de solidaridad que tienen que establecerse muchas veces a través de servicios que son comunes, tanto en la esfera local como en la esfera central.»

«Esta exigencia que corresponde a un planteamiento qué tiene dentro de las Cortes Españolas su expresión legislativa —añadió—, ha de marcar para toda una vida de esperanza, porque tratamos de conseguir mediante ese proyecto de ley, la revitalización de las instituciones 1 o c a les que constituyen la base más firme de la comunidad política nacional. Sin municipios potentes, sin municipios que puedan acudir a la solución de sus específicos problemas, no podremos conseguir nunca el que nuestro país pueda producirse el progresivo desarrollo que todos deseamos y que las circunstancias y el momento en que vivimos exigen.»´

Manifestó que es necesaria la innovación profunda tío otorgar a lodos los vecinos sin discriminación, el derecho del roto, para que puedan durante el mismo elegir a aquéllos que consideren más idóneos para el ejercicio de estas funciones.

ELECCIÓN DE ALCALDES

«Y tratamos también —continuó— de que los alcaldes sean elegidos por los propios concejales, y en este sentido tengo que rectificar alguna tergiversación que se ha producido, no sé si Intencionada, en algún órgano periodístico, porque yo nunca he dicho, ni he sostenido, que los alcaldes tengan que ser elegidos por el voto popular, sin perjuicio como es natural de que las Cortes llegado este momento, determinen k> que sea más adecuado en orden a lo que consideren procedente. Pero el Gobierno, al presentar este proyecto, ha entendido que no se rompe la línea democrática, sino que se refuerza, cuando son los propios concejales, que han salido de la decisión comunitaria de sus propios vecinos, los que elijan las personas que bien dentro del Ayuntamiento, o fuera de él, estimen más Idóneas para regir la presidencia de la Corporación Municipal.»

DIPUTACIONES

Después, el señor Garcia Hernández se refirió a las Diputaciones, como «órgano subsidiario de la acción municipal». Dijo luego que espera que «las Diputaciones contribuyan también de una manera decisiva a resolver aquellos problemas que los Municipios pequeños no tengan posibilidades materiales de realizarlos, recabando para ello el auxilio que fuere necesario. «Y dentro de este conjunto de normas —afirmó—, que pueden considerarse como de aplicación general a todo esquema, yo diría más, que al lado del propósito que pueda latir en todos los que aspiran a lograr una mayor descentralización administrativa, el favor de las Diputaciones Provinciales, el propósito y el deseo que en este proyecto. de ley se inspira es llegar "a esas metas, a esas conclusiones, por las vías que el propio proyecto señala.»

VIZCAYA

Después; el señor García Hernández se refirió a problemas concretos de los municipios de Vizcaya.

«Quisiera que mis palabras ante vosotros fueran de aliento y de esperanza —m a n 1 f e s i 6—, aliento y esperanza que no sé refiere a los problemas estrictamente municipales. Se refiere exclusivamente, y bien comprenderéis, a problemas de otro orden, especialmente a los de carácter político, que se constituyen para todos en este momento un motivo de preocupación. Quiero deciros de una manera firme y serena, pero al mismo tiempo enérgica y concreta, que no debéis tener la menor duda, que el propósito que nos inspira una evolución política ha de acomodarse a los principios fundamentales, con absoluto respeto a los mismos».

Seguidamente, y en contestación a la intervención del alcalde de Zalla, que había pedido garantías contra el terrorismo, el vicepresidente primero del Gobierno afirmó que da paz es un condicionamiento abso1uto para el ejercicio de las libertades políticas. Sin paz, sin tranquilidad, no puede haber orden, no puede haber evolución y no puede haber por consiguiente un normal funcionamiento de ningún servicio. Es necesario que todos nos demos cuenta de que esa paz y tranquilidad, alcanzada sobre la base de muchos sacrificios y de muchas vidas —a las que en este momento no trato en manera alguna de invocar para excitar el ánimo de nadie—, constituye el bien preciado de una España que durante treinta y nueve años ha logrado superar por su propio esfuerzo muchas dificultades y muchos sinsabores».

«Ese bien supremo que se ha alcanzado a costa de tan-t o s sacrificios —continuó—, estamos dispuestos a mantenerlo a costa de lo que sea. La firmeza de esta resolución debe alentar en vuestro ánimo y debe fortificar vuestra ´decisión de que en el cumplimiento de las ´Obligaciones que tenéis atribuidas, no sintáis el menor desánimo. El Gobierno está firmemente decidido a apoyar estos condicionantes previos, al ejercicio de toda acción política, que es la paz pública. T no la paz exclusivamente concebida como un orden, sino la paz también que respeta y desea la evolución y el progreso de todo cuanto puede contribuir en cualquier situación, en cualquier comunidad, a hacer de ella una institución progresiva en una ordenada evolución».

Terminó su discurso el señor García Hernández con estas palabras: «He creído Interpretar ´que el afán de los hombres de Navarra, de Guipúzcoa y de Vizcaya en el deseo de continuar manteniendo los valores absolutos que se fundamentan en un amor entrañable hacia su tierra, hacia sus peculiaridades y hacia su historia, -pero unidos indisolublemente por un amor entrañable para la Patria de todos, España».

LA JORNADA DE AYER

El señor García Hernández comenzó su jornada oficial en Vizcaya con una visita al Gobierno Civil, donde recibió a diversas comisiones, entre las que figuraban el Consejo Provincial del Movimiento, delegados provinciales de los distintos Ministerios, Comité Eje-cutivo Sindical y representan* tes de orden público.

A primera hora de la tarda el vicepresidente primero del Gobierno se trasladó al Ayuntamiento de Bilbao, donde fue recibido por la Corporación, con su alcaldesa, doña Pilar Careaga de Lequerlca, al frente.

La alcaldesa pronunció unas palabras, en las que destacó los logros y las aspiraciones de la Corporación.

Luego, hizo referencia a las dificultades presupuestarias del Ayuntamiento de Bilbao. «En vísperas de la nueva ley de Régimen Local —dijo—, esperamos confiadamente que esta insostenible situación financiera, en la que se hallan la m&yo-ría de los Ayuntamientos españoles en general, y los qu« como el nuestro experimentan la repercusión de un elevado crecimiento y de unas difíciles condiciones de suelo, muy especialmente, e n c u e ntren cauces reales v positivos do ingresos. con los que puedan hacer frente a las necesidades, atenciones y servicios qu« reclama nuestra problemática urbanística.»

Seguidamente, le fueron mostrados al señor Garda Hernández diversos planos y fotografías de los proyectos y realizaciones de Bilbao. Con breves palabras el vicepresidente contestó a doña Pilar Careaga.

«Me llevo la impresión —manifestó— que esta ed una Corporación que tien» mucho que hacer y que lo está haciendo.» También se refirió a la necesidad de canalizar por los conductos apropiados las Inquietudes qua pueden beneficiar y enriquecer la labor municipal.

Después de almorzar en privado, el vicepresidente primero del Gobierno se trasladó a Ouernica, donde mantuvo la reunión con los alcaldes de Vizcaya. Posteriormente, en el frontón de la villa vio un partido de pelota, y luego se dirigió a Galdácano, donde inauguró un parque provincial de bomberos.

EL MINISTRO DE LA VIVIENDA, EN ASTURIAS

OVIEDO, 15. (EUROPA PRESS.) — Don Luis Rodríguez de Miguel, ministro de la Vivienda, inició ayer una visita oficial a Asturias que concluirá hoy. En primer lugar se trasladó al polígono industrial de Silvota situado en el centro del llamado «ocho asturiano», entre las localidades de Oviedo, Gijón y Aviles. Estos terrenos tienen un grave problema desde hace cuatro años, ya que el polígono industrial esta completamente urbanizado, pero las industrias no pueden instalarse todavía en él debido a que no tiene abastecimiento de agua. Según se ha sabido ayer, el problema quedará solucionado a finales de 1976.

 

< Volver