En una reunión de nueve horas, la P.O.D. intenta neutralizar su crisis     
 
 Informaciones.    13/01/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EN UNA REUNIÓN DE NUEVE HORAS, LA P.O.D. INTENTA NEUTRALIZAR SU CRISIS

MADRID, 13 (INFORMACIONES).—Después de nueve horas de trabajo y discusión, la Plataforma de Organismos Democráticos (que celebró ayer una nueva sesión, mientras, casi al mismo tiempo, el «pleno» de la negociadora de la oposición se reunía para conocer los resultados del primer encuentro entre el presidente del Gobierno y lo-, representantes de la misma), aprobó un comunicado, divulgado a última hora de la tarde de ayer.

En el comunicado se reitera, según las formulaciones ya habituales en las reuniones de la P. O. D., «la necesidad de mantener, consolidar y desarrollar la Plataforma, como máximo organismo unitario, representativo de las fuerzas democráticas del Estado español». A la prolongada reunión asistieron todos los representantes de las fuerzas y partidos integrados en la Plataforma de Organismos Democráticos.

A pesar de que en el comunicado se insiste en la ¿coincidencia unan ime de mantener y consolidar la Plataforma de Organismos Democráticos» y de que se ha reafirmado su programa fundacional de nueve puntos, «como base indispensable para el establecimiento de un régimen democrático», es obvio que la P.O.D. atraviesa por una profunda crisis de entidad y de funcionalidad.

Son precisamente los partidos políticos que forman parte de la comisión negociadora de la oposición los que parecen relegar a un segundo plano de operatividad y significado político a esta Plataforma, pues se concede mayor importancia y eficacia a la «comisión de los nueve», cuatro de cuyos miembros se entrevistaron, precisamente ayer, con el presidente del Gobierno. En contraste con la flexibilidad que, al parecer, inspira la actuación negociadora de la comisión, la Plataforma de Organismos Democráticos se reafirma en la inicial exigencia de que el Gobierno acepte los siete puntos aprobados el 27 de noviembre ante la constitución de la comisión negociadora, como condición para la celebración de las elecciones con garantías de libertad. El Movimiento Comunista (extrema izquierda) no suscribe ese acuerdo. Los grupos de extrema izquierda —criticados ayer por el socialista señor Mágica— son los más opuestos a la actual actitud de los otros oartidos izquierdistas.

 

< Volver