Autor: Caparrós, Francisco. 
 En su entierro. 
 Pallach, homenajeado por cuatro mil personas     
 
 Diario 16.    13/01/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

En su entierro

Pallach, homenajeado por cuatro mil personas

Francisco Caparros

BARCELONA, 13 (Corresponsal D16). — Alrededor de cuatro mil personas se concentraron a las doce del mediodía, de ayer frente a la sede del Partit Socialista de Cata1unya (ex Reagrupament) para rendir homenaje a Josep Pallach, fallecido en la madrugada del martes.

Mientras la multitud cantaba el himno de Catalunya, "Els segadora", y se oían continuos gritos de "Visca Catalunya lliure" ("Viva Cataluña libre") y "Visca Tarradellas", un grupo de Jóvenes militantes del PSC sacaban el féretro, que iba cubierto de una grandiosa bandera catalana.

A continuación, y puño en alto, comenzaron a cantar "La internacional", mientras militantes del partido colocaban en el coche que lo tenía que conducir hasta Es-clanya (Gerona), su pueblo natal, numerosas coronas de todos los partidos catalanes. También había un grandioso ramo de rosas del Club de Fútbol Barcelona, del cual era un gran simpatizante Pallach.

Todos los partidos, presentes

A continuación salieron en dirección Gerona, acompañados de ´res guardias municipales motorizados por la autopista A-17.

Alrededor de las tres de la tarde comenzó á llegar gente al pueblecito de Esclanya. A las cuatro de la tarde había más de dos mil quinientas personas, entre las que se podian ver a Manuel Murillo, del PSOE histórico, y a Antonio García López, del Partido Socialista Democrático Español (PSDE), que llegaron ayer por la mañana expresamente de Madrid.

Entre los asistentes se encontraban todos los políticos catalanes, desde los principales líderes del Partido del Trabajo (PT) hasta la derecha civilizada. También se encontraba el rector de la Universidad Autónoma, Josep Laporte; Rafael Jiménez de Parga, Jaume Casanovae, el cual no paró de llorar en todo el acto, y un largo etcétera.

A las cuatro y media llegó el féretro cubierto por una "senyera" (bandera catalana), que lo llevaban cuatro Jóvenes militantes del PSC. El cementerio de Esclanya es muy pequeño y prácticamente todos los

asistentes se tuvieron que quedar fuera. El acto fue muy sencillo. La hija de Pallach colocó una rosa roja con una cinta que llevaba los colores de la bandera catalana a los pies de la tumba. Se cantó de nuevo "Els segadora" y a petición de la familia se guardaron unos minutos de silencio.

 

< Volver