Los agricultores siguen descontentos. 
 El kilo de algodón, a 54 pesetas     
 
 Informaciones.    07/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LOS AGRICULTORES SIGUEN DESCONTENTOS

EL KILO DE ALGODÓN, A 54 PESETAS

MADRID, 7 (INFORMACIONES- y agencias)

TRAS quince días de reuniones en la sede del F.O.R.P.P.A., quedó adoptado en el día de ayer un nuevo

precio para el kilo del algodón. A las 42 pesetas establecidas en un principio - decreto del 26 de marzo

último - hay que añadir una prima adicional de carácter coyuntural de cuatro pesetas, más una subvención

para combatir el paro cifrada en ocho pesetas, lo que permite pagar a 54 pesetas el kilo del producto.

Las reuniones que se han mantenido durante las dos últimas semanas tenían como finalidad llegar a una

postura intermedia entre lo que ofrecía la Administración, las reivindicaciones de los trabajadores, de las

desmotadoras, de los empresarios algodoneros, las industrias textiles y los importadores. Al final no ha

existido acuerdo, y ante la urgencia de una solución, la Administración aportará una subvención de 2.500

millones de pesetas, cantidad equivalente al 40 por 100 del valor en que se estima la totalidad de la

cosecha española. El P.O.R.P.P.A. y el Fondo de Ayuda al Paro aportarán los fondos necesarios para la

operación, permitiendo, de esta forma que los salarios de recogida puedan situarse alrededor de las 16-17

pesetas por kilo.

A pesar de esta nueva subida, los agricultores algodoneros de Andalucía no se hallan conformes, puesto

que las reivindicaciones solicitadas eran de mayor cuantía que el alza permitido por la Administración. La

U.A.G.A. (Unión de Agricultores y Ganaderos de Andalucía solicita un precio de 70 pesetas por kilo de

algodón, mientras que la Asociación Andaluza de Agricultores y Ganaderos solicita 65.

Por otra parte, la lluvia que comenzó a caer en toda la región andaluza es una preocupación más para los

agricultores, ya que las precipitaciones amenazan con deteriorar la excelente cosecha que está a punto de

recogerse. Los tractores - según informan fuentes sindicales - siguen aparcados en los arcenes de la

carretera nacional IV, a las puertas de la capital sevillana, en señal de protesta, al no considerar suficiente

la aportación estatal.

Uno de los problemas más acuciantes del algodón español es el de su alto coste - uno de tos mayores del

mundo -, que llega a encarecerse más ante la cantidad de desperdicios que se le añaden - incluso piedras -,

llegando a poseer el producto entregado a las desmotadoras hasta un 17,22 por 160 de impurezas, limite

máximo en cualquier recolección algodonera.

Estas impurezas machacan la fibra, cuando no la enmarañan y, como consecuencia de ello, gran parte de

la, producción ha de quedar invendida. A las impurezas hay que añadir otro aspecto lamentable: antes de

ser entregado el algodón a las desmotadoras, se moja para que alcance un mayor peso, y si no se trabaja

muy rápidamente, queda prácticamente inservible. Los equipos de desmotación, de por si costosos, suelen

atascarse con las impurezas, y requieren elementos supletorios que encarecen la producción.

En cuanto a la subvención por parte del F.O.R.P.P.A. que el algodón poseía para la última campaña, el

director del mencionado organismo, don Luis García, declaraba el pasado martes a INFORMACIONES:

«Si inicialmente el plan financiero del F.O.R.P.P.A. para 1977 suponía aparentemente una fuerte

redacción de la subvención destinada al algodón, alcanzando solamente 20 millones de pesetas, en

realidad dejaba un fondo de maniobra de hasta 1.590 millones de pesetas fijado por real decreto - número

455-77 del 26 de marzo - por si las necesidades de compensaciones lucieran preciso su uso. Además esta

cifra supone un incremento de 500 millones sobre la campaña anterior.»

Tanto por ciento de desperdicio en la cosecha de algodón:

7 de octubre de 1977

 

< Volver