Autor: Cordero, Lorenzo. 
 Cinco mil personas y poco entusiasmo en el Palacio de los Deportes. 
 Alianza Popular inicia en Oviedo su campaña electoral     
 
 Informaciones.    07/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

CINCO MIL PERSONAS Y POCO ENTUSIASMO EN EL PALACIO DE LOS DEPORTES

Alianza Popular inicia en Oviedo su campaña electoral

OVIEDO, 7 {INFORMACIONES, por Lorenzo Cordero).

POCO antes de que los cuatro líderes de Alianza Popular se reunieran con la Prensa asturiana en un hotel de la ciudad se ponía a la venta en Oviedo "El País» conteniendo un artículo firmado por el profesor Torpella Casares en el que se desmontaba la tesis que acerca del colonialismo económico de España sustenta, en sus últimos discursos, don Gonzalo Fernández de la Mora.

SI señor Fernández de la Mora mantuvo un semblante taciturno durante el tiempo que duró la rueda de Prensa celebrada al alimón con sus compañeros de Alianza don Manuel Fraga Iribarne, don Cruz Martínez Esteruelas y don Ucinio de la Fuente, presentes en la capital de Asturias para intervenir, en el Palacio de los Deportes, en un acto de presentación de Alianza Popular, iniciando de esta manera su carrera electoral.

EL MITIN

El señor Fraga insistió, una vez más. en sus tesis: "No es por casualidad oue estemos en Oviedo en este primer acto público de Alianza Popular, no en vano Asturias es cuna de España." El mitin estaba anunciado para las seis de la tarde de ayer, pero comenzó con cierto retraso debido a un tremendo atasco que se organizó en la circulación «n las proximidades del recinto en donde hablarían los cuatro líderes citados de Alianza Popular.

Un fuerte tsmtingenté de policías vigilaba en las inmediaciones y en el interior del Palacio. Sin embargo, no se produjeron incidentes dignos de mención. Como anécdota diremos que te 1e impidió a una persona distribuir un montón de fotocopias de un escrito atacando duramente a don Licinio de la Fuente.

Aproximadamente, unas 5.000 personas asistieron al mitin, cuya presentación corrió a cargo del señor Fernández Junquera, miembro de la Junta directiva provisional de Alianza Popular Asturiana. Enviados especiales de la B.B.C. y de Televisión Alemana filmaron algunas escenas del acto.

DIALOGO Y RESPETO

En primer lugar intervino don Gonzalo Fernández de la Mora, quien afirmaría que Alianza Popular era un intento de ordenación y clarificación del confuso panorama político. "Nosotros queremos homologarnos con España. No pertenecemos a ninguna multinacional, y del extranjero sólo deseamos diálogo y no avales, respeto y no instrucciones." Luego, refiriéndose a las elecciones próximas, afirmarla que a los españoles se nos planteaba esta disyuntiva: optar por el humanismo y la libertad o por el marxismo y el terrorismo.

El segundo de los oradores el señor Martínez Estemelas se refirió a los problemas económicos que tiene planteados el país, y dijo que la tarea de urgencia se refería a estos dos problemas: primero, salvar a España del marasmo social y económico en que se encuentra, y después edificar una economía fuerte, que haga posible la justicia. Añadió que ellos no defienden el capitalismo como sistema, pero si que admiten el régimen de libre empresa o, si se quiere, puntualizó, el capitalismo corregido por el humanismo; Termino su intervención afirmando que quienes no admiten la reforma tendrán la revolución.

Don Licinio de la Puente pronunció el discurso mes vibrante de la tarde. Se refirió a la política social, la cual, desde el punto de vista de Alianza Popular, se resume en tres grandes objetivos: corregir las excesivas desigualdades de renta y las desigualdades de las oportunidades, poniendo al servicio de todos las mismas posibilidades de realización personal y de promoción social, y evitar por último las dificultades materiales y morales para el ejercicio efectivo de las libertades públicas v la participación.

MENOS APLAUSOS

Cerró el acto don Manuel Praga, quien leyendo unas veces e Improvisando otras, arremetió contra el comunismo. «Estamos —dijo— ante una gran operación de camuflaje en la que los comunistas intentan presentarse como gentes de orden; el nivel de pretensión alcanza estos días cotas increíbles de oportunismo gravísimo. La familia socialista se configura diversar -atomizada y acampiejada con respecto al comunismo. Porque consideramos sería la concentración electoral, deseamos la de los socialistas, puesto que significaría la simplificación democrática para un régimen político ávido de estabilidad.

Bu esta ocasión, no cosechó tantos aplausos como en su anterior visita a Oviedo para presentar el programa de Reforma Democrática. £3 acto terminó con la Interpretación del himno nacional, que el público escuchó respetuosamente puesto en pie.

7 de febrero de 1977

INFORMACIONES

 

< Volver