Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 Los grupos. 
 El centro que aguarda a Suárez     
 
 ABC.    01/05/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Los grupos

EL CENTRO QUE AGUARDA A SUAREZ

«Si yo fuera el presidente, no daba et salto», cuentan que dijo el pasado martes por la noche uno de los cinco dirigentes del «Centro Democrático» Invitados a cenar por Leopoldo Calvo-Sotelo en su case de Somosaguas. Con esos palabras trataba de reflejar cierto desaliento anta tos probtsmas, sin fin, que (a elaboración de las listas electorales está suponiendo para la coalición centrista.

Sin embargo, aún desconociendo los matices de la decisión que Adolfo Suárez inundará dentro de pocas horas al país, todos los observadores coinciden en suponer que el presidente «dará el salto», y que bajo su liderazgo el «Centro Democrático» alcanzará el triunfo en las urnas. Prueba de ello son las maniobras de aproximación que han realizado grupos tan diferentes como «Reforma Social Española» —decano de cuantos optaron por la legalidad desde el primer día y siguen contando para algo— o el «Partido Conservador», de José María Valiente, con la pretensión de sumarse a la ya larga caravana de vagones que forman la opción supuestamente ganadora.

LAS «INJERENCIAS» DE OSORIO

Son tantos y tan diversos —por su génesis, su Ideología y su fuerza real— los partidos que forman el «Centro Democrático» que no podían por menos que surgir loa problemas a la hora de perfilar unas listas que la Ley ha previsto cerradas y bloqueadas. Es ahora cuando de hecho se está decidiendo la titularidad de la mayoría d» los escaños y nadie quiere verse relegado de los primeros puestos.

A la Prensa han trascendido ciertas «Injerencias» del vicepresidente Osorlo, en los debates que vienen teniendo lugar en la recién estrenada sede de la coalición, en calle General Mola. Se ha dicho que Osorlo trataba de Imponer el mayor número de democratacristianos en la cabeceras de lista» y que Incluso sugería nombres hasta ahora desconectados del «Centro Democrático», como el de Fernando Benezo, el de Jesús Santos Reln y en especial el de Luis Jáudenes, director general de Relaciones Institucionales con Carlos Arlas y ahora líder de la «Unión Regional Andaluza», grupo de cierto arraigo en la provincia de Cádiz.

La vía de influencia de Osorlo habría sido, al parecer, Fernando Alvares: de Miranda, situado de repente en una posición muy delicada. Al producirse la fusión entre la «U. D. E.» y el P. P. D. C.» en el «Partido Demócrata Cristiano» y ser elegido presidente Fernando Alvares de Miranda, ha pasado de la noche a la mañana de ser el líder de un grupo minoritario a capitanear uno de los escasos partidos no marxlstas en los que la «base» et algo más que una figura de ficción. Hombre de gran credibilidad democrática e Impecable trayectoria, está viéndose obligado a respaldar candidaturas de la antigua «U. D. E.», que difícilmente reúnen estos requisitos.

CALVO SOTELO: «A VUESTRA DISPOSICIÓN»

Todos los dirigentes de «Centro Democrático» son, en cualquier caso, conscientes de que se precisarán grandes dosis de transigencia, y que sus listas electorales alcanzarán —una vez enriquecidas con los hombres del presidente— una variedad de matices todavía mayor que la de los propios partidos integrados.

El veredicto sobre problemas tan personalizados como los que enfrentan a Muñoz Peyrats >v Emilio Attard, en Valencia; Marrero Portugués y Lorenzo Olarte, en Las Palmas, o Ramón País y José Luis Mellan, en La Coruña, no llegará hasta el último momento, y nada tendría de extraño que en algunas circunscripciones el Centro se escindiera en dos listas.

No habrá, desde luego, movimiento definitivo en tanto en cuanto Suárez no ejecute el suyo. Cuando sus

invitados a la cena del martes preguntaron a Colvo Sotelo por su cometido en la operación Centro, su respuesta fue, al parecer, más o menos ésta: «Yo he venido a ponerme a vuestra disposición.»

ALIANZA EN CATALUÑA Y ESTOEIL

La semana comenzó para «Alianza Popular» con su mitin de presentación en el Palacio de los Deportes de Barcelona. Mientras hace unas semanas se aconsejaba a «Alianza Popular» que renunciara a presentar listas en Cataluña, llegan ahora resultados de sondeos que la colocan junto a «Concordia Catalana» y otros grupos conservadores como la primera minoría del espectro político. Aun ea el caso de que «Alianza» 7 «Concordia» nx> lleguen a formar una lista común, la decisión d« Juan Antonio Samaraneh de ´no comparecer & las elecciones beneficia notablemente a Lopez Rodó, Carreras Llaucana y compañía. La noticia que más desasosiegos y especulaciones ha provocado durante los pasados días ha sido, sin lugar a dudas, la risita de Fraga a Estorü para entrevistan» con el Conde de Barcelona. Pocas horas después de que se produjera el encuentro, sobre el que ambas partes guardan la máxima reserva, Gonzalo Fernández de la Mora reafirmaba, una vez más, en la cena, coloquio que siguió a su conferencia det Siglo XXI, la fe monárquica de «Alianza» Popular»: «La legitimidad de la Institución debemos darla como un hecho consamado y no revisable.»

DE FELIPE GONZÁLEZ A TIERNO GALVAN

Mientras Gonzalo Fernández de la Mor» disertaba sobre la naturaleza constituyent» a la que parecen abocadas las próximas Cortes, a pocos metros de distancia, en un salón contiguo en la misma planta del Eurobuildlng, Felipe González Márquez respondía a las preguntas de un nutrido grupo de analistas de Inversiones sobre el programa socioeconómico del «P. S. O. E.». Todo un augurio de convivencia.

A Felipe González le plantearon, entre otros temas, el de la supuesta Infiltración comunista en la base del «P. S. O. E.». «SI ustedes saben de algún comunista en el partido, díganmelo para echarlo ahora mismo», comentó, Y tras estas palabras siguieron duras crítidas al «Partido Comunista», acusándole, tal y como viene haciendo últimamente, de falta de democracia interna y de oportunismo al presentar una falsa imagen de moderación. Según la agencia Cifra, Felipe González había asistido, sin embargo, aquella misma tarde a una reunión con Santiago Carrillo y Pilar Bravio, como representantes del «P. C,», y Ruiz-GV ménez y Gil-Robtes Jr., por la «Federación Demócrata Cristiana», de cara a la ío*-malízaclón del pacto para el Senado.

También el jueves, durante una rueda de Prensa, tras su mitin en Vlgo, Tierno Galván hizo unas afirmaciones poco acordes con su habitual mesura: «SI gana por un amplio margen "Alianza Popular", aquí no va a consolidarse nada. Volverá la lu-eha a la calle, a los talleres; que lo tengan presente todos, y que ]o tenga presente, especialmente "Alianza Popular".» Grava amenaza la del líder del «Partido Socialista Popular», «el partido de la responsabill-dad», según las vallas publicitarias,—Pedí* J. RAMÍREZ,

 

< Volver