Autor: Iglesias, María Antonia. 
   La O.P.I. Se transforma en el Partido Comunista de los Trabajadores     
 
 Informaciones.    29/04/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

La O.P.I. se transforma en el Partido Comunista de los Trabajadores

MADRID, 29 (INFORMACIONES, por M. A. Iglesias).

EN una rueda de Prensa celebrada en la tarde de ayer, la dirección política de la OPI (Oposición de Izquierdas del P. C. E.) ha hecho pública su decisión de transformar la mencionada organización en el Partido Comunista de los Trabajadores, que, también en el día de ayer, presentó su documentación acreditativa en el Registró de Asociaciones Políticas del Ministerio de la Gobernación. En su comparecencia ´ante los periodistas hicieron su presentación pública varios dirigentes del nuevo P. T. O.; Luis Eberdin (metalúrgico y representante del partido en el País Vasco), Carlos Tulla (escritor y periodista), José Guerra, Juan Buero (Artes Gráficas) y José Manuel Alvares (historiador).

Al comienzo de la reunión, don Carlos Tulla dio lectura al comunicado público del P.C.T., en el que se informa de la reunión celebrada el pasado 24 de abril, en la que 200 delegados de la antigua O.P.I. acordaron la formalización del mencionado partido. En el documento se afirma que el P.C.T. «es el resultado de la evolución política y organizativa de la O.P.I., a la que se han ido sumando numerosos comunistas, tanto independientes como procedentes de otras organizaciones discrepantes con la línea y actuación política del Partido Comunista de España». En sus Estatutos, el P.C.T. manifiesta que su objetivo es «la construcción del socialismo y el comunismo, la desaparición de la explotación del hombre por el hombre y el desarrollo libre de todos los ciudadanos». Se pronuncia, igualmente, por «la unidad democrática de la izquierda, la amnistía total, plenas libertades democráticas y legalización de todos los partidos políticos».

MARCAR LAS DIFERENCIAS CON EL P.C.E.

Respondiendo a las preguntas de los periodistas, los dirigentes del P.C.T. pusieron de manifiesto que la transformación de la O.P.I. en el Partido Comunista de los Trabajadores ha nacido de la necesidad de definir y marcar de forma muy precisa las diferencias profundas, ideológicas y tácticas, que separan a este partido del P.C.E., del que proceden muchos de sus militantes. «De esta forma —precisaría don Carlos Tulla—, expresamos, también nuestra voluntad de renunciar definitivamente a una suerte de relación simbiótica que la O.P.I. tenía respecto del P.C.E. en cuanto organización fundada por los disidentes del Partido Comunista de España, aunque no excluimos la posibilidad de una futura acción común.»

Igualmente, se puso de manifiesto que la voluntad diferen-ciadora del P.C.T. se concreta en el programa político, en el que se incluye la consulta popular sobre la forma de Estado.

 

< Volver