Autor: Campmany y Díez de Revenga, Jaime. 
   Lo que pasa     
 
 Informaciones.    02/05/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 5. 

LETRAS DEL CAMBIO

Lo que pasa

Por Jaime CAMPANY

MIRE usted por dónde, hoy es domingo. Yo podría haber escrito esta noche un poema que empezara asi: «Hoy es domingo en las orejas de mí burro.» Pero ese poema va lo escribió César Vallejo, el poeta que dijo, hace cuarenta años: «España, aparta de mi este cáliz.» Y, además, no tengo burro, a si todos los burros murieron en la «guerra de los tractores». Fuera, estallan algunos «cocteles Molotov» del 1 de mayo. Pero ¡a televisión ha dicho que este 1 de- mayo no ha llegado la sangre al rio. En la televisión, eso si, ha muerto el bandido Víctor Areco, de un navajazo de Curro Jiménez, que todos los domingos ¡lega a la pantalla desde el siglo XIX. Los otros navajazos de hoy no son de muerte: son sólo navajazos electorales.

Pero lo que de verdad ha hecho hoy la televisión es esperar a que el presidente Suárez nos diga de una v si se va a presentar a las elecciones. Torcuato tuca de Tena dice que. con la ley en ¡a a. no, Suárez es Inelegible. Otros dicen que no, que todo lo con. trario, que la ley, que precisamente la hizo Suárez, trae una excepción en favor de Suárez. Por lo que pudiera pasar, que es, ni más ni menos, lo que está pasando.

Y es que el personal (hola, Paco) no quiere que le echen la raya entre la C.E.D.A. y el Frente Popular.

Porque luego viene lo de «no fue posible la paz», el millón de muertos y la democracia con apellido, o

inorgánica o popular. O sea, lo del que manda, manda.

Por debajo de mi ventana chillan las sirenas de las am fPasa a ultima vagina.)

LETRAS DEL CAMBIO

(Viene de priimera pág.)

bulancias que van a La Paz, Serán algunas crismas rotas en la Casa de Campo, o accidentes de tráfico, o ínfar. tos. De cualquier manera, el «agnóstico es el mismo: el «shock» del futuro. César Vallejo ecribió también: «Cuídate, España, de la hoz sin el martillo. Cuídate, España, del martillo sin la hoz.» Y poco después, España se cuidó de las dos cosas a la vez. Ahora, el martillo y la hoz ondean junto a la bandera monárquica. Si no ves el martillo y la hoz, hasta que no se oye hablar a Santiago Carrillo no te tias cuenta de ojue aquello no es un mitin de Fuerza Nueva. «A los comunistas no hay que pasarles por las armas; hay que pasarles por las urnas.» El «Pecé» ha llegado a la ventanilla y sólo le han dicho tres o cuatro veces lo que al personaje de Larra: «Vuelva usted mañana.» Mañana. «España mañana será republicana.»

¡Pero, hombre!, si hasta don Claudio sánchez-Albornoz vino y le echó piropos a la Monarquía.

El «Boletín oficial» sale lleno de dimisiones. Tip y Coll tienen razón: «¡Señor, cómo viene la Prensa!» A Jorge Guillen le dan el premio Cervantes. «Yo vi la rosa, clausura primera de la armonía, tranquilamente futura.» ¿Ha-brá visto igual a España? Rafael Alberti vuelve, el puño abierto y la melena en plata. Viene a ser poeta en la calle y candidato al congreso por El Puerto de Santa María. No ha querido ir a la presentación de las «Memorias» de don Niceto, a recitar allí sus versos:. «Fue tonto en Priego, en Alcalá y Zamora.» Ño. Los versos de «El burro explosivo» fueron arrancados dé todas, las antologías. Se puede, sí, encontrar aquello del «Gil, gil»: «Gil no baila a la asturiana, que baila a la vaticana, con sotana y con fusil.» Pero don José María también ha dimitido. Un respeto.

Federica Montseny ha llega-do a Barcelona. El presidente del Gobierno español acaba de regresar de Méjico lindo¡ Vuelan mis canciones. «Habla, pueblo, habla». Un muchacho, con acento andaluz, canta: «Engracia, tómate a pecho la democracia». Don Carlos Arias deja ¡os geranios para presentarse al Senado. Suárez dice que estas Cortés van a ser constituyentes. Y la maza o el huracán Fraga dice que antes que de la Constitución, hay que ocuparse tíel problema tíe la cebolla. Un día de éstos escribiré un cuento al estilo de Saroyon («¡Estrella Polar y pirámide!»), que podría llevar de título: «Cebolla y Constituclón».—Jaime CAMPMANY. (Continuará.)

 

< Volver