Autor: Blanco Vila, Luis. 
   Suárez: "Buenas Noches España"     
 
 Ya.    03/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

BOLETÍN DE URGENCIAS

SUAREZ; "Buenas noches, España"

POR fin, parece que el presidente Suárez va a dlrigirét hoy al país con la claridad y la brevedad que el caso requiere. Las cosas Importantes tienen «u tiempo justo y eos palabras breves. Aquello de Gradan de que "lo bueno, el breve, dos vecee bueno" puede tener traducción exacta esta misma noche. Y no es que yo esté prejuzgando. Durante una semana he tenido ocasión de vivir codo con codo con el Jefe del Gobierno español por tierras de Méjico y de los Estados Unidos; durante otros tantos días, volando a diez mil metros o caminando a loe dos mil trescientos de Méjico, que marean, he tenido ocasión de preguntarle, de comentarle y he tratado de cacarle algo en limpio sobre la decisión que hoy va a anunciar.

Los españoles, primero

EN todo momento, el presidente ha sabido reservar la primicia para el pueblo español. "Lo diré en España a mi regreso", era la respuesta Invariable cuando alguien—yo mismo—le preguntaba sobre su decisión electoral. Pues bien, ha llegado el momento.

De todos modos, algo he podido intuir a lo largo de estas conversaciones, más o menos breves, más o menos elusivas.

¿Qué va á decirnos el presidente esta noche?

Necesidad más que gusto

ALGO me ha parecido adivinar de sus intenciones. Ante todo, su sentido del deber. Tengo la impresión de que Suárez se presenta a las elecciones legislativas más porque lo considera una obligación que por gusto. El presidente no puede consentir que el paíe se divida, una vez más, en dos, en sendos frentes tradicionales de derecha e izquierda, a la hora de acudir -a las urnas. Si el centro no ha sabido o no ha podido ser el tercero en discordia—digamos en concordia—, ésa ha sido una de las razones primordiales por las que e1 presidente se siente obligado a intervenir en la liza.

Un partido para gobernar

LO que parece claro es que Suárez se va a presentar a cuerpo limpio, sin partido que empuje su candidatura. Posiblemente tampoco hace falta. Como independiente, pues, va a salir a la arena electoral, seguro de que es ésa la exigencia de su condición de patriota por encima de todo. Tras él, pienso yo, podrán apuntarse .todos los que sientan y vivan políticamente en consonancia con sus ideas, expuestas reiteradamente y masivamente refrendadas a través de la ley de Reforma Política. Lo que salga de esa lista independiente podrá ser —deberá ser, creo yo—un fermento de partido con peso en e1 Parlamento que permita a Suárez gobernar con cierta comodidad.

Está claro—y asi lo ha dicho él mistno en público—que la reforma no termina con las elecciones.

Después habrá que completar la reforma de la Constitución y habrá que abordar temas tan peliagudos como la ley de regiones, la reforma fiscal, e1 asentamiento económico y otros de similar envergadura.

Lo que dirá Suárez

DE todo ello hablará esquemáticamente el Jefe del Gobierno esta noche. De todo ello y de algo máa. Algo tan vidrioso para algunos como el hecho de la legalización del Partido Comunista, sobre el que —pienso yo—pasará como se pasa sobre un tema que está solventado, para bien de todos. Se trata, posiblemente, d« la intervención más delicada de cuantas ha tenido hasta ahora el titular de la Presidencia del Gobierno.

Se trata, como correspondencia, del momento políticamente más´ delicado por el que haya pasado el país.

Los ciudadanos, los electores, tendremos que comenzar a formarnos una imagen de loe hombres que van a representarnos

Luis BLANCO VILA

 

< Volver