Autor: Álvarez Álvarez, Carlos Luis (CÁNDIDO) (ARTURO). 
   Política     
 
 ABC.    04/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

4 DE MAYO DE 1977.

(De ayer a HOY)

POLÍTICA

NO hay una izquierda capaz de reivindicar y asegurar el poder, y tampoco una derecha franquista, o neofranqutsta, capaz de contener la disolución mefítica del antiguo Estado. Aquélla es una corriente prematura, y ésta una corriente decrépita. En una situación así la continuidad presidencial es un hecho aceptable, porque la doctrina de centro en la que se apoya la candidatura del presidente es amortiguadora, en el sentido de que no representa tanto una política concreta como la necesidad de que no se imponga una mayoría exigua cuyo precipitado seria la inestabilidad. El arte para demoler del presidente Suárez (y en este período demoler es gobernar) está equilibrando las divergencias ideológicas. Y asi ha creado una plataforma de equilibrio, más que un programa político. El presidente es un colchón de aire. Su respuesta a los problemas de fondo que tenemos planteados no es otra que la de echar los cimientos para un nuevo consenso político y social. No es sólo que el presidente haya tenido la habilidad de encuadrar los problemas nacionales en el problema de su jefatura, queriendo dar la impresión de una cierta simbiosis salvadora: es que tal vez sea así dentro de la provisionalidad en la que nos movemos. No hay más riesgo que el de su conducta, pero lo cierto es que, de hecho, su conducta nos ha acercado al proceso democrático europeo, fuera del cual es ya impensable el contar no ya con la docilidad, sino con la tolerancia de los españoles. Lo que en otras circunstancias hubiera sido una amenaza, la apelación prácticamente indistinta al voto del pueblo para sus diputados y para el jefe del Gobierno, actitud que funde las nociones de arbitraje y de elegibilidad, es hoy un suceso típico de cualquier transición realmente transitoria. El señor Suárez es el hombre a la vez fuerte y fungible que aparece en todas las transiciones verdaderas. El miedo a la castración que siente la izquierda, que es un reflejo condicionado, y la peligrosidad del estertor franquista quedarían frente a frente sin el pragmatismo antimítico y algo descarado del presidente Suárez. Mi idea es que con este señor la situación de guerra civil morirá sin salir de la anestesia.

MARXISTA EN PALACIO

EL señor Tierno, que tiene una avioneta para ir a echar mítines, que se la dejó un republicano, ha visto al Rey. Si hubiera ido a ver a Felipe II habría oído lo de «sosegaos». Lo que ha encontrado es «una persona

que tiene mucho sosiego». A un profesor minucioso ha tenido que Mamarle ta atención ese detalle.

Cuando el Rey era un príncipe encantado, y siempre Iba detrás, tuvo que haber pensado mucho en las razones de quienes sistemáticamente eran tratados como irracionales. De ahí le viene el sosiego. — CANDIDO.

 

< Volver