Autor: Arroitia-Jáuregui, Marcelo. 
   Desde el sifón al acervo     
 
 El Alcázar.    13/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Crítica de televisión

DESDE EL SIFÓN AL ACERVO

PUES nada, está uno tan tranquilo en su casa, sentado ante el televisor, dispuesto a todo, eso sí, cuando he ahí que sale una fotografía de Don Leopoldo Calvo Sótelo y hay una voz que explica la razón de ser de la Unión del Centro Democrático (¿de .qué otra, opción electoral podía tratarse?). La razón era la de intentar evitar que las elecciones fuesen una batalla entre continuistas y marxistas. Aparte del rigor sociológico del maniqueo planteamiento, la verdad es que resultaba que la Unión del Centro Democrático venía a ser la chorretada de sifón para que los grados de la política fuesen menos, para que la rotunda graduación de los componentes de la política española se matizase con burbujas. Y lo curioso es que esta imagen del sifón me vino a las mientes automáticamente, creo que por subconsciente influencia de una pintada callejera que había leído aquella misma tarde; "Democracia sin burbujas. Vota Trinaranjus", que me pareció un hallazgo de humor entre tanta lucha, solidaridad, asesinos y demás terminología de pintada.

Pero cuando no había terminado de ver el papel de soda que el Centro Democrático se otorga, he aquí que Eduardo Sotillo entrevista a Fernández Ordóñez, supongo —porque no atendí— que dentro de las concesiones a la publicidad electoral que RTVE ha de hacer. Pues bien, Fernández Ordóñez —que por cierto también pertenece y acaudilla un partido encuadrado en la Unión del Centro Democrático, que ya me dirán ustedes si no es casualidad— nos fue informando de las características del contenido ideológico de su partido. Naturalmente, su partido no es continuista —¡qué interés puede tener continuar nada en lo que ya se ha sido Presidente del INI, sin ir más lejos?—, ni es marxista. En cuanto al último capítulo se extendió un tianto, singularmente en lo que se refiere a sus similitudes ´y discrepancias con el socialismo vulgar. Evidentemente, tras aquellas explicaciones, quedó perfectamente claro que ¡a sotíal-democracia del señor Fernández Ordóñez no es más que un socialismo con sifón. Seguramente por razones de oportunidad, al terminar la entrevista, RTVE pasó el anuncioi de "La Casera". Oportuno sí que resultaba, pero el sifón no es gaseosa, con.lo que la oportunidad del anuncio se frusto a través de la contumaz ignorancia de RTVE, en ese terreno como en todos, menos en uno, que ya explicaré cualquier día de estos. Aunque centrista, la imagen del señor Fernández Ordóñez fue menos cuidada que la del Importante Candidato: incluso llevaba en su sitio el nudo de la corbata.

Meditando, sobre el sifón entré en el capitulo correspondiente de la serie de "Las viudas". Fue un capítulo absolutamente magistral. Metiditos en un decorado, cinco personajes hablaron, hablaron, hablaron, sin decir absolutamente nada, y sin que a través de aquel chorro de oratoria nos pudiésemos enterar de la razón de aquel inagotable charloteo. No es que no se les entendiera —porque ¡os actores, y especialmente Lola Herrera, hablaban con claridad y buen tono, esforzándose por interpretar el abundante texto—, es que no decían nada. No nada interesante, no nada atractivo, no nada bello, sino, sencillamente, nada. Y a esa nada la arroparon los actores y la atendió solicito el realigador.

Así que cuando, en "Última Hora", apareció el Director General de Radio y Televisión de Argentina, explicando las razones de su presencia en España, y resultó que las razones incluían el deseo de contratar una serie de programas televisivos españoles para incrementar el acervo cultural argentino, no pude menos de pensar que iba dado, y que solamente desde la ignorancia de ¡a programación de RTVE podía plantearse semejante propósito. Porque ya me dirán qué espacios televisivos contribuyen a que el acervo en cuestión tenga presencia no sóh en Argentina, sino en ¡a misma España. El acervo cultural de RTVE transcurre en San Francisco, en Nueva Yorkkkk y en Los Ángeles de California, principales fuentes de cultura en que RTVE abreva, ora en forma de canciones, ora en forma de tele filmes. El teatro que RTVE ofrece no es corrió para enriquecer ningún acervo. Así que pensé que tendría que llevarse sifón democrático —que no sé si tendrá encaje ríoplatense— o garrulería del tipo de la de "Las viudas". No pude menos de rezar una oración por el alma del acervo de marras.

Marcelo ARROITA-JAUREGUI.

 

< Volver