Propugnan una izquierda nacional. 
 Los Círculos José Antonio no creen posible la unidad falangista     
 
 Informaciones.    21/02/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

VIDA POLÍTICA

PROPUGNAN UNA IZQUIERDA NACIONAL

Los Círculos José Antonio no creen posible la unidad falangista

BUÑOL (Valencia), 21 (CIFRAj.

LA unidad falangista es imposible sin la previa desaparición de los grupos y sectas que hoy dividen este movimiento», dice una de las conclusiones a las que se ha llegado en el curso de la asamblea interprovincial de los Círculos José Antonio, celebrada ayer. Esta asamblea, a la que asistieron los delegados de las tres provincias valencianas, junto con observadores de Cuenca, Albacete, Murcia, Baleares, Aragón, Cataluña, Vizcaya y miembros de la Junta Nacional, era preparatoria de la que a nivel nacional se celebrará en Madrid los días 4.´5 y 6 de marzo próximo.

Los reunidos estimaron que la unidad debe lograrse en base a la más estricta fidelidad doctrinal, y que el único camino válido es la celebración de un congreso constituyente. Se mostraron también partidarios de rechazar un pacto electoral con otros sectores falangistas

IZQUIERDA NACIONAL

Por otra parte, rechazaron cualquier alianza «que pudiera desvirtuar el pensamiento nacionalsindicalista», aclarando que en ningún caso se han de establecer acuerdos con las fuerzas políticas «que defienden el presente desorden social», desde la extrema derecha a la Democracia Cristiana, pasando por el Centro Democratico, ni con las de carácter marxista o de significación nacionalista. Como alternativa, propugnaron la conveniencia de constituir una Izquierda Nacional.

Se adoptaron, por otro lado, tres acuerdos que se resumen en: proponer la reelección de don Diego Márquez Horrillo como presidente nacional, denunciar la reforma sindical -en curso «como un intento de destruir toda posibilidad de una organización sindical única», y denunciar asimismo el presumible escamoteo del patrimonio sindical cedificado con el esfuerzo y el dinero de los trabajadores».

Por último, estimaron que en el programa electoral del Partido deben figurar «necesariamente», junto con el repudio de una dependencia del exterior y la afirma c i ó n de una postura internaooinal de carácter neutralista al estilo sueco, la reivindicación de la unidad sindical, la constitución de Consejos sociales en las empresas, la puesta en vigor del artículo 35 de la ley de Relaciones Laborales, la reforma regiona (igual y sin privilegios), la elección de presidente de Gobierno por sufragio .directo, el voto a partir de los dieciocho años y la abolición del Senado

 

< Volver