Don Felipe González, en Santiago de Compostela. 
 "Nuestro enemigo es el Gobierno"     
 
 Informaciones.    28/02/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

VIDA POLITICA

DON FELIPE GONZÁLEZ, EN SANTIAGO DE COMPOSTELA

«NUESTRO ENEMIGO ES EL GOBIERNO»

«EL FRENTE POPULAR NO FAVORECE LAS OPCIONES DEMOCRÁTICAS DEL

FUTURO ESPAÑOL»

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 (Resumen de agencias).

NUESTRO enemigo no es el sector histórico, sino el Gobierno, autor de una jugada sucia», dijo don Felipe González, secretario general del P..S.O.E., en el acto de inauguración del primer congreso de la Federación Socialista Gallega (P.S.O E )

Las tareas del congreso se han desarroílado en el auditorio de la Caja de Ahorros de Santiago, que aparecía engalanada con banderas socialistas, la bandera gallega y retratos de Pablo Iglesias y otros líderes socialistas. Participaron en las sesiones unos doscientos socialistas de toda Galicia y asisten como invitados representantes del Partido Socialista Portugués y de los partidos encuadrados en Taboa Democrática Gallega

Estaban presentes don Felipe González y don Alfonso Guerra, secretario general y secretario de organización del citado partido. Hicieron también uso de la palabra don Francisco Vázquez, en nombre de la comisión organizadora del congreso; don Javier Castillo y don Marcelo García, de la Unión General de Trabajadores; don Ángel del Pino, secretario de las Juventudes Socialistas, y don Andrés Eguíbar, de la Federación Socialista Gallega.

En su intervención, don Felipe González se refirió a los socialistas que, dijo, se denominan históricos. «No hay que ponerse nerviosos — afirmó—, y es preciso quitar dramatismo, porque nuestro enemigo político no es este sector, sino el Gobierno, autor de una jugada sucia. El Gobierno no ha jugado todavía todas las cartas para mediatizar las elecciones, porque lo que está claro es que todo esto no ha sido más que la introducción de una cuña para debilitar al P.S.O.E. y confundir al electorado.» En su opinión, el actual Gobierno no es de transición, sino para la transición, lo que quiere decir —añadió— que desea continuar en el Poder.

Otro de los temas abordados por el señor González fue el de la unidad de los socialistas. Insistió en la necesidad de no agredir a otros grupos socialistas. «El problema de la unidad —indicó— nos perjudica y beneficia más que a nadie, porque representamos la mayor parcela socialista del país.» Reafirmó que son compatibles la defensa de los intereses de clase y los de caaa nacionalidad y región del Estado. Aseguró que, en todo caso, el federalismo es el techo de la negociación para el P.S.O.E. Atacó a «cierta Prensa» y a la radio y televisión por los intentos, dijo, de mar-ginación del partido, y rechazó categóricamente la formación de un frente popular en estos momentos.

Don Felipe González repitió estas afirmaciones en una rueda de Prensa, en la que reafirmó que el P.S.O.E. decidirá su participación en el proceso electoral cuando se conozcan las normas electorales y sepa que van a ser respetadas las Juntas electorales. «Para conseguir un proceso electoral limpio —siguió diciendo el líder socialista— es necesario que todos los partidos puedan utilizar por igual los medios de comunicación de masas, que se neutralice el aparato del Movimiento Nacional y que se supere la actual Organización Sindical. De todas formas, el partido decidirá su participación en un plazo corto de tiempo, y está preparando ya su campana electoral.»

Al referirse al oalance ue su partido durante la presencia en la comisión negociadora, dijo que la valoración era claramente positiva, respondiendo al deseo de un país que pedía el cambio. En el transcurso de la rueda de Prensa, don Felipe González manifestó: «Hemos defendido la legalización de todos los partidos, aunque nos quede la duda moral de que otros no harian lo mismo con nosotros, pero no podemos hipotecar nuestra acción poli-tica y aún no decidimos si iremos solos a las elecciones o utilizaremos otras alternativas. De lo que sí estoy seguro es de que en estos momentos una alianza de frente popular no favorece las opciones democráticas del futuro español.»

Don Felipe González, respondiendo a preguntas de los periodistas, dijo: «Tengo la ventaja de tener poca edad y, por tanto, poca historia. jamas estuve en los flechas, sobre todo por un problema familiar: mi padre no me lo hubiera permitido. Nunca he vestido la camisa azul. Mienten quienes digan que yo he pertenecido a Falange, y quienes dicen eso no tienen pruebas documentales para respaldarlo. Tampoco es cierto que tenga favoritismos del presidente Suárez. He visto al presidente cuatro veces; otras personas le han visto más veces. Lo que pasa es que cuantío el secretario del P.S.O.E. se ve con el presidente, se nota, y eso sólo tiene motivaciones políticas.»

Finalmente, y respondiendo a una pregunta sobre si era posible la unión de la familia socialista, manifestó: «Es absolutamente posible la unión socialista y es necesario no hostilizar a los que de verdad se sienten socialistas. Estoy seguro de que es absolutamente probable un proceso socialista unitario, respetando las diferencias y matices que existen en el socialismo.»

 

< Volver