Autor: Valverde, Alberto. 
 EE.UU.. 
 El comunismo europeo, en revisión por el equipo Carter     
 
 Diario 16.    03/03/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

jueves 3-marzo 77/DIARIO 16

EE. UU.

El comunismo europeo, en revisión por el equipo Cárter

Alberto Valverde

WASHINGTON, 3 (Corresponsal D16).—La "cumbre" eurocomunista de Madrid está siendo analizada detalladamente por la nueva Administración norteamericana, que incluso ha ordenado a su Embajada en Madrid- que realice un detallado informe sobre sus resultados y sobre el impacto que podría tener sobre la revisión en curso de la política norteamericana sobre el tema del comunismo europeo.

Puentes nor teamericanas revelaron ayer que el Gobierno Cárter contempla, en principio, la reunión de Madrid como un claro indicio de apoyo a la legalización del Partido Comunista español, pero al mismo tiempo la considera como una muestra irrefutable de la creciente importancia de estos partidos en el panorama político de los países a los que estas organizaciones pertenecen: España, Italia y Francia.

Casi casualmente, la "cumbre" eurocomunista esta coincidiendo c o n la adopción de tímidos pasos por la joven Administración Cárter dentro de una nueva estrategia de abandonar la vieja política de intransigencía de Henry Kissinger hacia los partidos comunistas que se autoproclaman independientes de Moscú.

Posibles visitas a EE. UU.

Estos pasos, que se han materializado en la revisión del acta MacCarran, que prohibía la entrada de comunistas a Estados Unidos, y que se concretará aún más en la próxima visita a Washington de algunos dirigentes comunistas europeos, responden al deseo expreso del principal asesor de Cárter en cuestiones de seguridad nacional, Zbigniew Brzezinski, quien a todas luces ha encontrado una fórmula muy distinta a la de su predecesor para tratar el fenómeno eurocomunista.

La tesis de Brzezinski al respecto, según indican algunas personas & incluso varios miembros de partidos comunistas europeos que se han entrevistado con él en los últimos seis meses, descansa sobre el hecho demostrado de que el apoyo electoral que disfrutan estos partidos >al menos el italiano) les ha convertido en una pieza clave en el funcionamiento de los sistemas democráticos europeos, en los que no sólo participan como aspirantes al poder, sino como colaboradores a veces directos del mismo.

Dentro de este panorama, prosigue su tesis, los Estados Unidos no tienen otro reme dio que aceptar su existencia. Estos contactos se han celebrado, incluso antes de la llegada de Cárter a la Casa Blanca. En los casos francés e italiano, por ejemplo, dos norteamericanos, con el beneplácito del equipo de transición de Carber, se reunieron- con dirigentes comunistas en París y Roma para establecer los primeros contactos. En el caso español, Ramón Tamames también tuvo un cambio de impresiones con él ahora asesor de Cárter, Brzezinski, durante eJ viaje que realizó a Estados Unidos el pasado octubre para intervenir en el Council on Poreign Relations de Nueva York.

 

< Volver