Autor: VARELA. 
   La balanza     
 
 El Alcázar.    04/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

la balanze

ENORME EXPECTACIÓN

Ya les decía que Adolfo Snárez era Giscard y Martin Villa su Poniatowski. Efectivamente, la operación de centro izquierda, partido institucional o Federación Social Independiente, que en definitiva no es otra cosa que el Partido Gubernamental, está en marcha. No le faltan asistencias: tienen dinero fresco a través de los fondos de libre disposición y tienen también la suficiente liquidez en las delegaciones comarcales o provinciales de Sindicatos para no estar vocado al fracaso. Tienen también la "mass media" en sus manos, la más extensa red de teletipos a través de la Organización Sindical. El mayor aparato humano a través del Movimiento. La mejor experiencia —la única— en electrónica electoral a través del referendum.

Conocen al dedillo que es. lo que quiere de verdad el pueblo español a través de las encuestas secretas. Lo tienen todo, excepto una cosa: la razón.

La razón es el "quid" de esta triste operación montada desde el poder con las cartas en la mano y aún con las cartas del adversario marcadas. ¿Se puede hacer de esta manera política? Sí, en Uganda. ¿Se puede gobernar así la transición? Si, después de una guerra y un millón de muertos. La razón es, pues, lo qne falta a este nuevo partido institucional, Federación Social Independiente o Centro Izquierda. Ayer decía que solamente el Partido Comunista estaba de acuerdo, entre risas, por razones estratégicas que fácilmente pueden imaginar.

ATENCIÓN A LÓPEZ BRAVO Y LÓPEZ DE LETONA

Hoy los rumores han aumentado de manera notable. Un partido —el P.A.N— ha roto, al parecer, el fuego hacia un objetivo común: conseguir que un Gobierno imparcial lleve el rumbo del país en la dificil singladura de las elecciones generales. A esta hora otros partidos han reunido a sus respectivas Ejecutivas para tomar cartas en el asunto con la misma dirección. Son muchos los procuradores en Cortes que están redactando una carta que harán llegar al presidente de las Cortes y al Rey denunciando la parcialidad del Gobierno.

Atención pues a dos hombres que La Zarzuela mantiene en la recámara de su dispositivo político. Atención a don Gregorio López Bravo y al actual gobernador del Banco de España, señor López de Letona. Atención, también a] teniente general Gutiérrez Mellado. Un militar para gobernar el período electoral es, al parecer, la opción más válida que propugnan todos los partidos políticos que no están en la operación gubernamental aunque esta posibilidad solo sería posible en caso extremo. Atención porque ante las justas demandas que de todas partes llegan —a titulo personal— a La Zarzuela, la Jefatura del Estado español se ha puesto en marcha.

VÁRELA

 

< Volver