El Gobierno busca un frente democristiano  :   
 Suárez pretende ahora la definitiva unidad democristiana como su principal soporte electoral en las cámaras. El Movimiento, unmuerto en vida que alguien se empeña en mantener de pie.. 
 El Alcázar.    16/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INFORMACIÓN POLÍTICA

EL GOBIERNO BUSCA UN FRENTE DEMOCRISTIANO

• Suárez pretende ahora la definitiva unidad democristiana como su principal soporte electoral en las cámaras

• El Movimiento, un muerto en vida que alguien se empeña en mantener de pie

MADRID-Redacción.— El Gobierno está desarrollando una nueva e importante ofensiva de cara a las elecciones; esta vez, la estrategia se dirige hacia la democracia cristiana. El intento pretende marginar aun mas el sector franquista de Silva Muñoz, posibilitar la unidad en tomo a algún político manejable y con ambiciones (como Monreal Luque) y consolidar una importante clientela electoral que otorgue un mínimo respaldo en las cámaras al Gabinete Suárez. La dimisión de Gil Robles abundaría en la certeza de este criterio, que bien podría haber sido negociado desde la sagacidad montañesa de Ósorio. Desde otro flanco, resulta sospechosa la habilidad con que se manipulan las declaraciones de Rafael Pérez Escolar a fin de abrir una brecha contestataria en Alianza Popular. La consigna del´Gobierno, acreditada a lo largo de los últimos meses, está clara: divide y vencerás.

Mientras tanto, hechos de suma gravedad ratifican que estamos viviendo en una inconsciencia peligrosa.

Nadie, en los más estrictos términos de la consecuencia moral y de la lógica de la estructura fundacional del Estado M Movimiento) que otorgue amnistía y perdón a quienes de manera constatada pretenden su sustitución, y que desatienda de manera flagrante las condiciones reales de vida cada vez más precaria e insufribles en que se desenvuelve la gran masa del pueblo español. Los acontecimientos sucedidos durante el V viaje de los Reyes a Extremadura demuestran, cuando menos, dos cosas: que la gente comienza a estar harta de discursos, coaliciones, siglas, pactos y programas y que la izquierda no dudará en cuestionar la Monarquía -desde el mismo momento en que no la considere útil para su desenvolvimiento. Ello es lógico habida cuenta de que buena parte de los partidos legalizados por Gobernación sostiene como médula de sus principios la forma republicana del Estado. Y que su finalidad última, en muchos casos, consiste en la liquidación de todo vestigio del 18 de julio sin excluir naturalmente la Monarquía instaurada por Franco. Convendría que el Gobierno tomara buena nota de estos hechos porque le demostrarán elocuentemente a donde se dirigen en realidad los visitantes de la Moncloa.

Sfe mantiene, mientras tanto, el impasse en torno a la Secretaría General del Movimiento. Ávidamente, varios partidos se han lanzado a reclamar su parte en el botín. ¿De que forma se distribuirá el patrimonio del Movimiento?. En uno de los muchos proyectos de reforma presentados al Gobierno se pedía la asignación proporcional entre los partidos teniendo en cuenta los bienes confiscados al término de la contienda y la consistencia actual tras las elecciones. Pero ya de entrada, resulta que nadie se ha molestado en conocer la opinión de los militantes de Movimiento. Y que a la jiora del óbito nadie piensa en la devolución legítima de símbolos, emblemas y patrimonio a su legítimo propietario, Falange Española. Con nyicho más interés que pueda tener el Gobierno para desembarazarse de "vestigios de un pasado totalitario" Fe de las JONS quiere recuperar ante la opinión pública su auténtico semblante, sin que el mayestáticp emblema de Alcalá confunda todavía más a la opinión pública. El Movimiento es un muerto en vida que alguien está empeñado en conseguir que se pudra al aire libre, sin otorgarle el mínimo tributo de una fosa y un ataúd. Tal vez sea mejor así. Tal vez de esta forma haya conseguido su definitivo reencuentro con su etapa fundacional, de la que nunca habría degenerado dé no ser por el cáncer inoculado, desde entonces, por los que hoy son sus sepultureros.

 

< Volver