Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 El alcalde de Barcelona pone en marcha la versión catalana del Partido "Rodolfista". 
 Posible entendimiento electoral entre los dos grupos socialdemócratas     
 
 Informaciones.    18/03/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL ALCALDE DE BARCELONA PONE EN MARCHA LA VERSIÓN CATALANA DEL PARTIDO «RODOLFISTA»

Posible entendimiento electoral entre los dos grupos socialdemócratas

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 18.

UNA operación para conseguir una «entente» electoral entre los dos grupos socialdernocratas catalanes parece que se ha puesto en marcha. Según las noticias que circulaban ayer tarde en medios políticos, gran parte de la iniciativa correrla a cargo del alcalde de la Ciudad Condal, don José María Socias Humbert.

El intento podría suponer la versión catalana del Partido Socialista Independiente, con unas connotaciones netamente diferenciadoras, puesto que mantendría entre sus objetivos principales la recuperación de las instituciones autonómicas de Cataluña. Meta ésta ajena a los proyectos del grupo, que en esta hora se está potenciando en Madrid La correa de transmisión entre ambas operaciones se situaría entre el alcalde de Barcelona y antiguo secretario general de la Organización Sindical, don José María 8o-cías Humbert, y su ex ministro de Relaciones Sindicales y actual titular del Ministerio de la Gobernación, don Rodolfo Martín Villa.

La «entente», que llevarle probablemente el nombre de Bloque Socialista y Democrático de Cataluña,

integrarla, en su caso, al alcalde de Barcelona y un grupo de personas de ideología similar, Reforma Social Catalana (señor Almodóvar), Partido Social Demócrata de Cataluña (don Jaume Oasanovas) y una parte del Frente de Izquierdas.

En cualquier caso, no se trataría de una fusión orgánica, sino de una coalición electoral que pudiera competir con éxito con las fuerzas de la derecha catalana.

En este bloque no se incluye, de momento, a Convergencia Democrática de Cataluña (don Jordi Pujol), partido nacionalista de ideología moderadamente socialdemócrata. De momento, C.D.C. realiza su lucha en solitario con el ritmo que le Imprime su propio crecimiento, pero no se descarta que en una etapa cercana se Integre en algunos de los ejes electorales de ideología similar.

En cuanto al líder de Convergencia Democrática, señor Pujol, parece que podría retardar su decisión de abandonar la «comisión de los diez» en base a la petición que le han realizado las centrales sindicales.

Según parece, los dirigentes de las organizaciones obreras habrían solicitado al líder de C.D.C. que, desde la plataforma negociadora, realizara un último intento de conseguir la legalización de la pluralidad sindical.

18 de marzo de 1977

 

< Volver