Autor: Garcival, Gonzalo. 
   El principio de descentralización informara ampliamente la reforma del regimen local español     
 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 19. 

EL PRINCIPIO DE DESCENTRALIZACIÓN INFORMARA AMPLIAMENTE LA REFORMA

DEL RÉGIMEN LOCAL ESPAÑOL

Ha sitio encargado de dictaminar dicha reforma el Instituto de Estudios de Administración Local

DECLARACIONES DE SU NUEVO DIRECTOR, DON JUAN LUIS DE LA VALLINA VELARDE

El ministro de la Gobernación, en un discurso pronunciado recientemente en Barcelona, manifestó que la reforma de la~ Administración Local es inminente. Incluso esbozó el esquema conforme al cual va a reglarse su nueva configuración. Dijo entonces el ministro que el organismo encargado de dictaminar esa reforma es el Instituto de Estudios de Administración Local. Como se sabe, el I. E. A. L. es un organismo nacional de unión de las Corporaciones locales españolas y, al mismo tiempo, órgano docente, de estudio, investigación y asistencia técnica. Está bajo la dependencia del Ministerio de la Gobernación.

Apenas terminaba el año, llegó a la dirección del I. E. A. L. un joven y brillante admlnlstrativlsta, don Juan Luis de la Vallina Velarde. El señor De la Vallina es catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo, su ciudad natal, miembro del Instituto Internacional de Ciencias Administrativas y representante de nuestro país en diversos Congresos de la especialidad. Por razones de oportunidad hemos acudido a preguntarle:

—Señor director, ¿es hoy el- Instituto de Estudios de Administración Local lo mismo que en su año fundacional 1940?

—No. En 1961 fue objeto de una amplia r e o r g anización, ya que las circunstancias que condicionan la vida de las administraciones públicas locales no son iguales a las de entonces. Eso ha motivado que se carene el acento en los fines perdurables del Instituto: investigación, estudio, formación y perfeccionamiento de funcionarios y sistematización de los elementos materiales precisos para la organización de estos mismos fines. También es misión específica nuestra asesorar a las corporaciones en orden a los problemas jurídicos, administrativos, sociológicos y técnicos, o cualesquiera otros que aparezcan en el ámbito de la convivencia municipal.

CONTENIDO DE LAS FUNCIONES

—¿Podría usted concretar el contenido de las principales actividades del I. E. A. L.?

—En primer lugar, las docentes comprenden la selección y formación de los cuerpos nacionales de Administración Local (secretarios, interventores y depositarios) y la ulterior especializacién de estos mismos funcionarios y de pertenecientes a las plantillas de corporaciones locales. Toda la acción docente va encaminada a proporcionar una formación completa y una información integral de] funcionaríado, a. fin de qne disponga de una capacitación polivalente, concorde con las exigencias de una tecnificación, cada día más acusada, para servir a las demandas sociales.

—¿No se imparten aquí cursos de Urbanismo?

—Efectivamente, y merecen para nosotros una especial atención. Pueden asis-

tir a ellos graduados universitarios y procedentes de Enseñanza Técnica Superior. Los cursos se concluyen con la obtención del diploma de técnico urbanista. Esta clase de técnicos—es bien evidente—son cada día más necesarios en nuesíras ciudades. Los cursos de Urbanismo son organizados en colaboración con la Dirección General correspondiente del Ministerio de la Vivienda. Aparte de esto, concedemos la máxima importancia a la investigación, a base sobre todo de seminarios de estudio en torno a problemas concretos de la vida local.

—Y de cuantas actividades desarrollan, ¿cuál es la que les preocupa más a ustedes en estos momentos?

—Sin ningún género de dudas, las de estudio e investigación, toda vez que están en íntima relación con la inminente reforma de la ley de Régimen Local.

Un inciso en la entrevista. Hoy por hoy funcionan—más o menos precariamente— por. encima de cinco mil municipios cuya población baja de quinientos vecinos. Es todo un problema; alternativas: la man-conrunaclón., la extinción o—cuando llega el milagro — la revítallzación. España se "urbaniza" por primera vez en su historia. Infinidad de municipios se mueren, mientras algunos pocos son inermes ame multitud — solitaria multitud — de inmU grantes.

ADMINISTRACIÓN LOCAL: ESPAÑA 70

—¿Qué es lo que motiva la necesidad da la reforma?

—Son de diverso tipo—prosigue el profesor Vallina Velarde—. De orden político, para dar cumplimiento a lo previsto por 1% Ley Orgánica del Estado; de orden jurídico, ya que en su momento las Cortes acordaron tal reforma, y de índole práctica, pues es imprescindible poner de acuerdo el ordenamiento jurídico con la realidad de España en 1970.

—Dentro del planteamiento de la reforma, ¿qué papel corresponde al Instituto de Estudios que usted dirige?

—Ese papel deriva de los fines antes expuestos, por cuanto, si es necesaria la renovación de las estructuras locales en función de una descentralización más extensa-—como reiteradamente ha anunciado el ministro de la Gobernación—, el Instituto está llamado a realizar una importante labor de estudio. En esta tarea cuenta ya con las experiencias anteriores: Ley de Bases de Régimen Local, de 1945; Ley de Régimen Local, de 1950, y de los reglamentos que -la desarrollaron. Todo ello fue un trabajo conjunto de catedráticos, especialistas y funcionarios que contribuyeron estimablemente con su trabajo, experiencia f entusiasmo.

Decía Lucas Hallada (ver "Los males da la patria"), en la España del siglo XIX, que ya iba siendo hora de que las entidades, para echarse a andar, prescindieran de las muletas que proporcionaba la muy sobrecargada Administración central. La descentralización puede ser simultáneamente un bálsamo y un antídoto. Debe ser menos gradual para la autonomía financiera de los municipios, y más gradual e* otros aspectos. No es gratuita esta opinión nuestra. Hay una realidad que demuestra las diferencias existentes entre unos municipios y otros en cuanto a capacidad—no sólo materia]—de gestión. Iniciativa es la palabra que cuadra en este caso. Es absurdo que la Administración central—y con menos razón una vez

esté operando la re-1 forma—sea la eterna gestora, o mejor, "despertadora" de empresas locales.

TODOS A UNA

Al interrogante de cuáles son los prin-° cipios que van a inspirar la .reforma, el director del I. E. A. L. responde:

—La contestación a esta pregunta, dada, su naturaleza política, no me´ corresponde. No obstante, puedo anticiparle que, junto» al deseo de una marcada descentralización, figuran como básicos los propósitos de re-ordenar las organizaciones locales, conforme a los imperativos del tiempo en que vivimos; actualizar la participación ciudadana en la marcha de las corporaciones y facilitar una gestión más eficaz de sus servicios. Todo ello, lógicamente, sobre «na mayor dotación de medios económicos a las mismas corporaciones.

—¿De dónde espera el I. E. A. L. recibir colaboración para este ambicioso empeño?

—En primer lugar, confío en contar con la ayuda y el aliento de las corporaciones y funcionarios, y con las aportaciones de especialistas y estudiosos de las distintas ramas. Esta es una empresa que- afecta a todos los españoles. Por su trascendencia, invito a todo el qne pueda aportar ideas a que nos las formule.

Sin ninguna exclusión, estudiaremos todas con el máximo interés.

O uno se equivoca mucho p el Instituto de Estudios de Administración Local está en posesión de la clave de muchos problemas de España. El I. E. A. L.—consiente uno con el director—puede, con la ayuda de todos ("y de quien corresponda", como dicen los castizos), transformar el país. Venturoso el día en que no sea necesario martillear el reclamo "Ayuntamiento es unión". Será entonces cuando los municipios no planteen, en sentido estricto, un problema antropológico. — Gonzalo GAR-´ CIVAL.

 

< Volver