Señor Valdes Larrañaga:. 
 "Se nos quiere tachar de inmovilistas"     
 
 Informaciones.    09/05/1974.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SEÑOR VALDES LARRAÑAGA:

«Se nos quiere tachar de inmovilistas»

VALLE DE LOS CAÍDOS (Madrid), 9. (Resumen de PYRBSA.)—Más de diez mil toledanos, presentes en la basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos para asistir a las honras fúnebres en memoria de los caldos de la provincia de Toledo, escucharon ayer las palabras pronunciadas por el ex vicesecretario general del Movimiento don Manuel Valdés Larrañaga,. al finalizar el acto religioso, ´ «Podéis estar seguros —dijo, entre otras cosas— de que nada podrá contra vosotros, de que aquéllos que quieren mover su molino con las aguas revueltas y sucias de la cloaca, en nombre de cualquier antinacionalismo, con espíritu de revancha, se encontrarán con la voluntad férrea e indomable de los hombres del 18 de Julio.»

«Pero nuestra actitud no es una actitiw estática, de los que, desde fuera o agazapa-contrario, es una actitud dinámica, de los que quieren que las grandes directrices de nuestra doctrina se vayan desarrollando en todas sus infinitas posibilidades.

Lo que pasa es que hay algunos enemigos del Régimen ane, desde fueran o agazaoa-dos dentro del Movimiento, tratan de que esas posibilidades no se lleguen a realizar, va que de ser asi ellos no tendrían nada que hacer, v en cambio al obstruir^ la ejecu-ei^n de las realizaciones que el Régimen puede alcanzar Y que son insosnerhadas, aprovechando también el natural desgiste causado ñor el tiem-no transcurrido, nrete n d e n llevar los cauces políticos hacia otros derroteros, contrarios a lo que el sistema po-

lítico del 18 de julio ha significado.

Y para conseguir estos fines tramaron entre otras la maniobra de calificar de inmovilistas a los que queremos que la obra del 18 de julio siga su camino, desarrollándose din tro de sí misma, llegando a las últimas consecuencias en so justicia social, en el apoyo del agro español, en la protección al trabajo del hombre, en perseguir la especulación, en desenmascarar a quienes, >*e una forma parasitaria y monopolizadora, son los causantes de la subida artificia´ de-los precios,^y por seguir esta trayectoria que conoce tan bien el pueblo español se nos quiere tachar de "inroovilistas". No nos imnorta, porque el pueblo español sabe que la Falange está con él.

PT eso, frente a los descreídos que quieren volver a la disensiór de los años 30, antes del Movimiento, debemos hacer patente nuestra voluntad - inquebrantable de que el Movimiento siga su curso: ai"; la justicia social se cumola en to-"a su amplitud: que la unidad de los hombres y la tierras de España sea la bandera desplegada a los cuatro vientos de una patria segura de si misma.

Qu~ la Falange, para tener la participación masiva del pueblo español, como aquí lo estáis demostrando, no precisa de ninguna asociación política. Que dentro de nuestras pronias estructuras existen profundos y auténticos cauces de participación, s i n que se tenga que traumatizar el sisfetna, ya que si hay una política auténticamente popular, que llega a la entraña misma del pueblo, porque está pensada y creada para él, es precisamente la nuestra, te falagista. Y sobre esto no necesito insistí más porque vosotros lo sabéis bien, porque vosotros sois pueblo y estáis aquí, sin que nadie os tenga que dar lecciones de nada, Más bien al contrario, con vuestra presencia estáis dando un ejemplo a España entera de cuál es el verdadero camino, el auténtico camino. Porque en la política del Movimiento, en la política del Generalísimo Franco, participa plenamente e] pueblo español, ya que es la política del pueblo y para el pueblo, sin que santones del profesionalismo político tengan que dar so visto´bueno.»

 

< Volver