Joaquín Garrigues desafía al ministro de Justicia     
 
 Blanco y Negro.     Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Joaquín Garrigues desafía a! ministro de Justicia

EN el curso de un acto político, celebrado en Jaén, Joaquín >Garr¡gues Walker manifestó su creencia de que había llegado la hora de dar luz verde a los parti-d o s políticos. Obrando en consecuencia, el grupo político que él promovía, que revestía hasta el momento la forma de Sociedad Anónima, «Libra» se ha convertido en Partido Demócrata. En breve aparecerá una declaración programática de este partido que aglutina a los sectores de la derecha civilizada, que «Libra» había logrado agrupar en distintas iprovincias españolas. En la selva de siglas políticas que afloraron en ia vida política española, Garri-gues aporta el simplemente demócrata, en cuya denominación no debe estar ajena la consideración de su ´homónimo norteamericano, que representa las opciones más liberales de la política americana.

Según lo entiende el nuevo Partido Demócrata, los españoles deben decidir, mediante

sufragio universal, su forma de gobierno, así como la composición de las iCortes, dentro de la pluralidad de partidos políticos. En el orden legal se encomienda a los Tribunales de Justicia la custodia de las libertades de expresión, reunión y asociación. Esta libertad de asocia-

ción regiría asimismo en el ámbito sindical y laboral, con reconocimiento del derecho de huelga.

El ´Partido Demócrata apoya el funcionamiento económico basado en la iniciativa privada. El nuevo grupo político entiende que ¡a autonomía administrativa y económica debe regir las re-

laciones entre las diversas regiones, y hace una llamada para la integración de España en la comunidad europea.

Lo que hace paradójica la situación es que Joaquín Ga-rrigues Walker es hijo del actual ministro ¡de Justicia, Antonio Garrigues, y yerno del ministro de Asuntos Exteriores, José María Areilza. Como se sabe, en e! actual ordenamiento jurídico español no tienen cabida los partidos políticos. ,La participación política está circunscrita a los límites que marca el Estatuto de Asociaciones Políticas, que en numerosas ocasiones ha sido considerado estrecho, y cuyas diferencias con los partidos políticos, tal y como se entienden en el área occidental, son sustanciales. ¿La actitud reformista del nuevo Gabinete llegará hasta la autorización de partidos políticos? Por de pronto, y a despecho de la luz roja que detiene su paso, Joaquín Garrigues Walker lanza el desafío político con su Partido Demócrata.

 

< Volver