Fraga y Areilza: no al P.C.E.     
 
 Blanco y Negro.     Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

FRAGA Y AREILZA: NO AL P. C. E.

La alusión de José María Areilza a Santiago Carrillo ha sido considerada como correcta, aunque inoportuna y prematura, por los sectores moderados. Pero los que reaccionaron contra ella deberían haber aplaudido, para ser objetivos y también consecuentes con su postura política, la afirmación del conde de Motrico en la que se rechazaba la legalización del partido comunista en España, por considerarlo como no democrático. También Fraga Iribarne ha sido claro a este respecto y ha afirmado:

«No hay ni que pensar en que el P. C. E. participe en el juego político en las circunstancias actuales.

Usted no ignora que cada partido comunista coadyuva, quiéralo o no, a una vasta empresa de subversión internacional. Cuando pretende defender las libertades, sabemos bien que no hace más que tender una cortina de humo, detrás de la cual trata de apoderarse del Poder para mejor estrangular después esas libertades. Y a mi vez, le hago una pregunta: ¿Alemania Federal es una democracia, no es eso? Lo cual no obsta para que haya prohibido la formación de un partido comunista en su territorio, sin que nadie se haya escandalizado por ello en el exterior. Añadiré que no creo que el P. C. E. acepte sinceramente la regla del juego democrático, y que además está dándonos en Portugal un ejemplo poco recomendable...»

Habiendo declarado los socialistas históricos que no entrarán en eí juego si no se legaliza el partido comunista, he aquí la primera contradicciór. de fondo entre el Gobierno y la oposición

 

< Volver