Melia Pericas, Josep;  :   
 Treinta y cinco años, escritor y político, casado, tres hijos, natural de Artá (Mallorca). 
 Actualidad Económica.    12/10/1974.  Página: 50-51. Páginas: 2. Párrafos: 1. 

57. MELIA PERICAS .

Josep; treinta y cinco años, escritor y político, casado, tres hijos, natural de Arta (Mallorca).

Se debate a caballo como un jinete del Apocalipsis entre^el escritor y el político. Sus inquietudes comenzaron a fraguarse en el Colegio Mayor Santa María. ¡Ah, la loca juventud!, cuando comenzaron los latidos falangistas a hacerle sentir el pulso. Claro que él no es partidario en absoluto de las marcas políticas. «Sobra etiquetaje para el conservadurismo y la derecha». Lo cierto es que en aquella época, antes de que su nombre sufriera una transformación que posiblemente pudo coincidir con una mutación ideológica, se llamaba José Antonio. Este hecho en sí no tiene mayor importancia excepto por las veces que se lo han recordado con fines polémicos. En la actualidad hace profesión de catalanismo y de vez en cuando recuerda los versos de Machado: «Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus andrajos, desprecia cuanto ignora». Su vida periodística comenzó en «Pueblo», siguió en «El Alcázar», «ND» y últimamente escribe en «ABC». Es un personaje inteligente, irónico y enormemente prolífico. Ha publicado libros como «Informes sobre la lengua catalana», «Els mallorquins», «Carta abierta a los tecnócratas», «Perqué cal ser covard», «Joan Miró, vida i gest». Opina que la prensa española adolece de falta de información política, de falta de independencia y de compromisos políticos claros. «Salvo escasas excepciones, no desea verdaderamente la libertad, porque nadie sabe qué hacer con ella en buena parte debido a la falta de cacumen de los que escribimos en los periódicos». Ha colaborado con distintos departamentos ministeriales: jefe del Gabinete de Documentación del Ministerio de Trabajo y asesor del Gabinete Técnico. En la actualidad es director general técnico del Ministerio de la Vivienda y procurador familiar en Cortes por Mallorca. Si su carrera política, por azares de la vida, se llegara a truncar, se refugiaría sin duda en su condición de escritor, donde también tiene futuro.

 

< Volver