La visita del jeque del petróleo     
 
 Informaciones.    12/01/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA VÍSITA DEL JEQUE DEL PETRÓLEO

COMO emisarios de la O.P.E.P., permanecieron dos días en España —dentro de un periplo europeo— los ministros del Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudí y Argelia, jeque Yamani y señor Abdesslam. El primero, dado el potencial de recursos energéticos, del país que representa, admite perfectamente el calificativo de «jeque del petróleo».

El jeque Yamani afirmó a su llegada a Madrid: «Venimos como amigos a un país amigo. España ha sido siempre un amigo fie! de los pueblos árabes y siempre ha apoyado sus Justas causas. Nuestra visita, pues, está marcada por el espíritu de colaboración, con el que llegamos para estudiar con el Gobierno español los problemas del petróleo. Estamos seguros de que España comprenderá la postura del pueblo árabe acerca de este problema.»

Los dos emisarios de la O.P.E.P. se entrevistaron con los ministros españoles de Industria v Hacienda, asi como con altos funcionarios de Asuntos Exteriores. Fueren igualmente recibidos por el Jefe del Estado y el presidente del Gobierno. La visita no perseguía propósitos negociadores inmediatos, sino informativos. «Creo que Europa —dijo el jeque Vamani—, y también España, pueden nivelar sus intercambios suministrándonos equipos industriales para afrontar nuestro plan de desarrollo (por el saudí).»

Los dos ministros árabes han expuesto (a nueva e irreversible situación petrolífera. A los productores árabes no les interesa agotar rápidamente sus reservas, y a ello obedece la restricción en las extracciones. Quieren obtener un mejor precio por tan estratégica materia prima, y, dadas las convulsiones monetarias occidentales, prefieren suministrar crudos a trueque de amplios planes de ayuda a su desarrollo.

Como inmediatos perjudicados —aparte de las naciones «sancionadas», como Países Bajos, y todos los consumidores occidentales— aparecen la» compañías internacionales extractores y distribuidoras. Conocida es la tesis estadounidense —expuesta ayer por Kissinger en Madrid— contraria al entendimiento bilateral entre los países europeos o Japón y los productores árabes, Estados Unidos aspira a crear un frente común que negocie conjuntamente con las naciones árabes. Empero, España, con más derechos y urgencias que Francia e Italia —primeros en acudir a los tratos individuales con los países productores—, puede negociar la seguridad de su abastecimiento energético en el marco de la tradicional política de amistad con el bloque árabe.

 

< Volver