De las acciones subversivas de ayer de Tenerife. 
 El PTE y las Juventudes Comunistas, principales protagonistas  :   
 El miembro de la Policía Armada herido continúa muy grave. 
 El Alcázar.    26/03/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

De los acciones subversivas de ayer en Tenerife

EL PTE Y LAS JUVENTUDES COMUINISTAS, PRINCIPALES PROTAGONISTAS

• El miembro de la Policía Armada herido continúa muy grave

SANTA CRUZ DE TENERIFE (Por teléfono, de nuestra Redacción). -"EL ALCÁZAR"

adelantaba ayer una serie de detalles sobre la actuación de bandas de la extrema izquierda, en su mayoría comunistas, que sembraron el terror una vez más en las tranquilas calles de Santa Cruz de Tenerife y de La Laguna. Y entre las organizaciones responsables directas de estos actos vandálicos, destacan el llamado Partido del Trabajo de España y el de Juventudes Comunistas, distribuyéndose octavillas en su nombre y se amenazaba a los comerciantes que se negarán a cerrar sus establecimientos en la jornada de lucha convocada para el pasado día 24.

Por lo visto, como ya dan por segura su legalización, ante la bien orquestada campaña de determinados diarios y revistas subvencionados, directa o indirectamente, por el marxismo internacional, han estimado que todo el monte es orégano y han adelantado las actuaciones subversivas y violentas, como ensayo de las futuras actuaciones cuando en fecha inmediata, según manifiestan, se les legalice.

Detalle también significativo en estos lamentable sucesos en que los activistas del comunismo vigilaban a los coches patrulla, y sabían siempre sus movimientos. El miembro de la Policía Armada, herido en los sucesos, continúa en muy grave estado por un proyectil alojado en la espina dorsal, y el agente mejora de sus heridas.

Junto a estos graves sucesos, destaquemos también que desde la vecina provincia de Las Palmas y con destino a la República Socialista de Argelia, desde donde se insulta diariamente a España, y se incita a los canarios a conseguir la independencia, salió ayer, viernes, un equipo de TVE en Canarias, con el premeditado fin de establecer contacto con los dirigentes de ese utópico y fantasmal partido separatista.

La sorpresa ha sido mayúscula al conocerse la noticia, tanto en Santa Cruz de Tenerife como en Las Palmas, pues nadie con un mínimo de juicio concibe que Televisión Española gaste su dinero en estos 1 menesteres, dando un protagonismo a un grupo de traidores a la Patria, aunque luego sea un protagonismo negativo, pues como dice el clásico aforismo "hablen de mí, aunque hablen mal". Mucho más ha extrañado todavía —y aquí puede estar la clave del asunto— el que tanto el fumador como su ayudante allí emplazados, son dos conocidos activistas del Partido Comunista encuadrado en Comisiones Obreras, quienes, indefectiblemente, aprovecharán al máximo la estupenda oportunidad que Televisión Española les ha puesto en bandeja, para recibir en Argel, y luego trasladar a los "camaradas" de Canarias, las consignas de este sujeto llamado Cubillos que, día a día, artillea desde una emisora oficial argelina los oídos de los canarios con sus alienantes soflamas separatistas. Como en los sucesos de Tenerife aparece también, en primera fila y codo con codo con los comunistas, los secuaces de Cubillo, el lector puede sacar sin esfuerzo mental el origen y consecuencia de todo eso.

Digamos, finalmente, que en las primeras horas de ayer día 25, tres individuos que se apearon en un coche robado, en las proximidades de las instalaciones navales militares de La Isleta, en Las Palmas, penetraron en el interior, siendo sorprendidos por un centinela que les dio el alto y luego disparó al aire, como aviso. Los malhechores no hicieron caso y el centinela disparó sobre ellos, resultando uno de los asaltantes muerto y otro herido, consiguiendo huir el tercero.

La opinión más generalizada es la que se inclina a creer que estos elementos, bien por decisión propia o pagados por terceros, trataban de apoderarse de armas en este centro militar para ulteriores actos terroristas como los que están siendo ya habituales, con la novedad de guerrillas urbanas, no sólo en Tenerife, sino antes en San Sebastián y en Pamplona.

EL ALCÁZAR

 

< Volver