Huelga: se acentúa el retroceso     
 
 Informaciones.    17/01/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

HUELGA: SE ACENTÚA EL RETROCESO

MADRID, 17. (INFORMACIONES)— Esta mañana pare-cian confirmarse los síntomas de un retroceso

en la actividad conflictiva, según se ha puesto de relieve en círculos v fuentes solventes, tanto laborales

como sindicales, y en el mismo sentido que ya anticipara ayer INFORMACIONES, A primeras horas de

la mañana de hoy se había restablecido la normalidad en un número considerable de centros de la

Compañía Telefónica Nacional de España. La comisión asesora de) convenio colectivo de la

Construcción —integrada por diez dirigentes de las Comisiones Obreras— ha efectuado un llamamiento

pidiendo la -vuelta al trabajo a partir del lunes. La U.T.T. Provincial del Metal ha decidido establecer

negociaciones directas con ía representación empresarial, ante ]a ineficacia demostrada basta ahora por

los organismos oficiales». Y, en fin, a partir del lunes se procederá a la apertura escalonada de los centros

de trabajo que todavía permanecen clausurados —más de veinticinco— corno consecuencia del clock-out

patronal. De confirmarse en sus consecuencias lo que estos síntomas parecen indicar, cabe esperar que la

normalidad laboral pudiera quedar restablecida en un plazo razonablemente breve —en el transcurso de la

próxima semana—, al menos en los sectores más coníiirtivos. St asi fuera, se pondría término a la huelga

mis intensa —y extensa— de los últimos cuarenta años.

RESTABLECIDA LA NORMALIDAD EN LA COMPAÑÍA TELEFÓNICA

HA COMENZADO LA VUELTA AL TRABAJO EN LA CONSTRUCCIÓN

PREVISTA PARA EL LUNES LA REAPERTURA DE VARÍAS EMPRESAS DEL METAL

Sin embargo, no todos los Indicios son igualmente esperanzadores. Se generaliza el conflicto de RENFE

ayer pararon 9.000 trabajadores de Madrid y hubo anomalías er. León, Barcelona. Orense, San Sebastián,

Bilbao, Valladolid y Valencia— y permanece estacionaria la huelga de los empleados de Banca, que

conoce ya dimensiones regionales. Paroe también en las empresas madrileñas de Artes Gráficas.

Y paralelamente comienzan a conocerse las primeras sanciones aplicada,* por empresas del Metal:

Standard Eléctrica (471 en Barcelona, 106 en La Coruña., 30 en Málaga y 24 en León), Construcciones

Aeronáuticas, Sociedad Anónima; Jota Deere, Odag, Flex... Hay que registrar también aquí un

recrudecimiento del malestar CIL lo& medios hospitalarios, cuyos trabajadores protagonizaron ayer

diversas acciones multitudinarias de protesta.

METAL: LA POSTURA DE LOS EMPRESARIOS

La Unión de Empresarios del Sindicato Provincial del Metal de Madrid facilitó, en la tarde de ayer, una

nota de Prensa en la que se exponen los razonamientos y puntos de vista empresariales con respecto a la

conflictividad actual, que ha degenerado en el cierre patronal de más de veinte fábricas y la consiguiente

suspensión de empleo y sueldo de unos cincuenta mi] trabajadores. Dado que en estas mismas páginas se

han acogida en su integridad los puntos de vista laborales y sociales, recogemos también la nota de la

U.P.E., qu« r e p rociucimoa textualmente. Dice asi: Ante las informaciones que se vienen produciendo a

través de los distintos medios de comunicación social, la Unión de Empresarios del Sindicati) Provincial

del Metal de Madrid desea informar a la opinión pública, haciendo unas precisiones sobre la situación fle

conflicto existente en numerosas empresas.

Existe una. situación de paro en diversas empresas de Madrid y localidades limítrofes que tuvo su inicio

en algunos casos con motivo de discusiones de nuevos convenios, si Men en el propio planteamiento de

las negro-riacicnes o en el transcurso de las mismas, y en otros casos —sin ninguna clase de negociación

de convenios—• existían o se píarttéaron peticiones que la ley de Convenios Colectivos Sindicales de

Trabajo excluye del ámbito de les mismos y ijne no constituyen peticiones salariales o de condiciones de

trabajo que •e hallen dentro del marco de regulaciones de la empresa y, por consiguiente, que éstas

puedan atender.

Entre las causas D motivos del actual conflicto que se aducen en. distintas Informaciones, que «e vienen

publicando —como peticiones for-tnaladas a las empresas y no atendidas— figuran la derogación en unos

casos y en otros la promulgación de disposiciones sobre unos derechos que en ningún caso pueden, ser

facultad cíe las empresas. Sirva de ejemplo la petición de la derogación del incorrectamente denominado

Decreto de Congelación Salarial, expresión esta desafortunada, que induce a la confusión, ya que se trata

del decreto de medidas coyuntu rales, que constituye un conjunto de medidas económicas, entre las que se

establece una limitación de los incrementos salariales, fijado en tres puntos sobre el índice del coste de la

vida. Serta, apropiada Ja expresión de congelación de salarios -cuando se estableciera una- prohibición de

elevación de los mismos.

Es evidente que esta y otras pediciones qiie se utilizan como motivación de los actuales conflictos

reclaman decisiones de las empresas que conculcaría la legislación vigente que se refiere a convenios

colectivos, conflictos laborales, medidas de control económico, etcétera. Por ello, ios empresarios

entienden que es imperativo en un estado de derecho el campamiento de la. legislación vigente, lo cual

implica el ajustarse a la misma, y que las decisiones gue se reclaman de las empresas se hallan fuera de sn

competencia y cuyo trámite e intervención no son de su cometido.

En ningún caso las empresas pueden acatar regulaciones que, por ser propias de los poderes ejecutivo y

legislativo, serian nulas de pleno derecho y constituirían una invasión de esferas qac no son de su

competencia.

Las sanciones disciplinarias impuestas, los desalojos y posterior cierre de empresas que se han producido

lo han sido en aplicación de las disposiciones vigentes y como consecuencia de la necesidad de mantener

el orden y la seguridad de las personas y de los bienes.

La Unión de Empresarios quiere resaltar las consecuencias que se derivan de la áctoaj situación y que

revisten una extremada, gravedad, máxime si se tiene en cuenta la actual crisis económica, entre las que

se pueden citar las siguientes:

Imposibilidad inmediata para la generación de los fondos de tesorería necesarios para hacer frente al

cumplimiento de sus obligaciones más perentorias (salarios, Seguridad Social, pagos a proveedores,

etcétera).

La interrupción de los programas de producción originada por los paros tiene un efecto multiplicador

sobre todos los sectores que anteceden o siguen en el proceso industria! a la empresa afectada.

El desarrollo de las industrias requiere un conjunto de inversiones, que ante la creciente inseguridad

actual, no podrán realizarse, al perderse la necesaria rentabilidad de las empresas y por no resultar

atractivo el sector industrial para cualquier tipo de inversión. Estas inversiones son especialmente

necesarias en estos momentos para mejorar nuestro nivel de competitividad industrial de cara a las

exigencias de nuestra integración en el Mercado Común.

Las consecuencias mencionadas imposibilitarán el logro de una política de pleno empleo, ya que al

ponerse en peligro el desarrollo de la industria, no sólo hará imposible la creación de nuevos puestos de

trabajo, sino, incluso, el mantenimiento de los actuales.»

Por su parte, la dirección de la Empresa Nacional de Autocamiones, S. A. —Pegaso—, ante las

anormalidades laborales registradas en «i fábrica de Madrid amante los días 8, 9 y 12 de enero, que

desembocaron en el cierre de la factoría hasta nuevo aviso, y en relación con los paros registrados los días

14 y 15 en las oficinas centrales de la compañía, ha facilitado una extensa note, en evitación de que

pudiera producirse «algún vacío informativo por omisión de la empresa». Después de nacer un breve

resumen cronológico de la historia del conflicto, en el que subraya que al comienzo del mismo «no

existían reclamaciones pendientes formuladas a través del Jurado de empresa», señala que con fecha 8 de

enero et jurado solicitó un aumento salarial de 3.000 pesetas lineales en cada paga por encima de lo

estipulado en el convenio colectivo vigente. La dirección contestó que resulta imposible modificar los

términos pactados, a .pesar de lo cuai en ningún momento se negó al diálogo con la representación social,

Y afirma textualmente:

«La dirección de la empresa, en todos los contactos mantenidos con el Jurado, tanto durante los días en

que se produjeron las anormalidades corno en el transcurso de entrevistas celebradas tras el cierre de la

fábrica los días 14 y 15, ha puesto de manifiesto en todo momento su permanente disposición para

mantener el diálogo dentro de los canes legales, y ha reiterado la imposibilidad de acceder a la

reclamación salarial fuera tfe los términos del convenio. Esto no es una decisión arbitraria ni al margen

del diálogo solicitado, sino fundada en la necesidad de atenerse al convenio colectivo, en vigor hasta el 31

de diciembre de 1976, que además de revisiones semestrales supone niveles saláriales para los

productores de Hunasa favorablemente comparables con la mayoría de las empresas de) señor del Metal.»

TELEFÓNICA, HACIA LA NORMALIDAD

A primeras horas de la mañana de hoy había quedado restablecida la normalidad en gran número de

centrales y departamentos de la compañía Telefónica Nacional de España, tanto en Madrid —donde

únicamente un pal de centros parecían reacios & la reanudación del trabajo— como en buena parte de las

provincias. Se trataba, sin embargo, de una normaUzación temporal (la segunda que se produce desde la

iniciación de la huelgas, coico consecuencia ce la nota difundida en la noche de ayer por el Jurado Único

de Empresa, cuyo texto es el siguiente:

«En reunión mantenida por la Comisión Permanente del Jurado Único de Empresa con la dirección de la

Compañía, se ha llegado a los acuerdos siguientes:

1. Que las informaciones previas abiertas como consecuencia de los últimos acontecimientos no

tendrán en ningún caso consecuencias sancionadoras graves ni muy graves, afirmándose te

empresa en una postura de buena voluntad y entendimiento.

2. Se necesita un clima laboral adecuado para reanudar la negociación de una cantidad lineal

mensual » cuenta de las mejoras saláriales que se pacten en el séptimo convenio colectivo sindical,

manifestando la empresa su Intención de partir de una base razonablemente más cercana * la petición de

los trabajadores.)]

Como respuesta a la invitación cont e n i d a en este, acuerdo, la inmensa mayoría de los trabajadores de

la Telefónica se habían reintegrado esta mañana a sus lugares habituales de tratar jo, reanudándose de esta

íor-na la atención en servicios tan fundamentales como tráfico y averías, que esta mañana funcionaban

con absoluta normalidad. Sin embargo, la decisión definitiva sobre la interrupción de la conflictividad

estaba previsto que fuera adoptada en una asamblea de enlaces, convocada para última hora de la mañana

de hoy. y cuyo resultado no se conoce todavía en el momento de redactar esta crónica, El tema a tratar

estaba, referido a la concesión, de un voto de confianza de los trabajadores a sus enlaces —discutido con

anterioridad en asambleas de base—, para que estos, a su vez, respalden ´al Jurado en la nueva etapa de

las negociaciones. Si el acuerdo es general -como parece previsible—. esta tarde se habrá. normalizado

definitivamente el servicio en toda la red nacional.

OTROS SECTORES

BANCA.—Persiste la anormalidad. Tres Bancos fueron desalojados ayer por la- Policía, mientras que los

paros fueron totales en las oficinas principáis de catorce entidades. Han. eomerizajdo a conocerse las

primeras sanciones y expedientes. Utna representación de la comisión gestora de los trabajadores se

entrevistó. en la mañana de ayer con el señor Aguirre Gonzalo, presidente de la U. N. E., quien manifestó

sis disposición a negociar, siempre y cuando interviniese en ¡as negociaciones la U.T.T. de[ Sindicato

Naciónal. En medios labórale® se tiene la impresión de que esta propuesta no descarta la posibilidad de,

qu«, al igual que ea la construc c i ó n, miembros de la comisión gestora pudieran tomar parte en las

referidas negociaciones.

RENFE. — Ante la generalización del conf1icto, los trabajadores de RENFE han anunciado que en

dispuestos a llegar a lo que se ha dado eti llamar huelga inglesa» o huelga de celo» —similar a la postura

adoptada en ocasiones, por controladores de vuelo en aeropuertos, o personal de aduanas en las

fronteras—, y que consiste en la aplicación estricta del Reglamento de circulación lo que prod u c I r i a

inevitablemente retrasos en la circulación del orden tíe cuatro o cinco hora* como mínimo.

Paralelamente, el Jurado de Empresa —contra cuya composición nan sido presentadas numero s a s

Impugnaciones— ha hecno pública la propuesta de convenio colectivo elaborada piara 3a representación

social y que contempla —entre otras peticionéis— un salario mínimo de 25.000 pesetas revisable

semestralmente, incremento de las pagas extraordinarias, reconocimiento de pluses, uniformidad en las

primas, jornada laboral (Je cuarenta horas, diecisiete horas consecutivas de descanso, salario real en caso

de incapacidad transitoria, treinta días de vacaciones, jubilación. a loa sesenta, años, indemnizaciones

diversas y ayuda escolar. Mientras se negocian estas peticiones, el Jurado lia solicitado que la empresa

abone ft cuenta 5.000 pesetas» cada agente.

METRO. — Concluyeron ayer —sin acuerdo y con ruptura— las conversaciones entre ej Jurado de

Empresa de la Compañía Metropolitano y la dirección, que ha mantenido hasta ultima hora la oferta de 42

millones de pesetas en mejoras saláriales, al tiempo que ha arranciado su decisión de descontar a sus

empleados los cuatro días que permanecieron «n huelga. En consecuencia, el Jurado — tnie había

presentado el lunes la Petición de conflicto colectivo— ha remitido el asunto a la Delegación Provincia".

De Trabajo, con objeto de que la autoridad laboral proceda a di c t a r el correspondiente laudo de

obligado cumplimiento, que se espera pueda aproximarse más a las reivindicaciones de los trabajadores,

cifradas en más de 100 millones de pesetas.

17 de enero de 1976

INFORMACIONES

Pág. 2

 

< Volver